Cómo preparar tarta salada de tomate deshidratado y mermelada de cebolla con Thermomix

Las tartas saladas se convierten en grandes aliados en las comidas o cenas con familia y amigos. Son tartas que podemos tener preparadas con antelación y que simplemente bastará con dar un toque de calor en el momento de servir. Además, es de esas cosas que ganan en sabor de un día para otro puesto que los sabores se asientan.

La tarta de hoy la hemos preparado sobre una base de masa quebrada, una base que ya hemos utilizado en varias ocasiones y que si quieres ver paso a paso el detalle de cómo la hice puedes pinchar AQUÍ.

Por supuesto que la puedes comprar, si es así tendrás que empezar directamente por el paso 4 pero te recomiendo que la prepares tú mismo porque es muy fácil y está mucho más rica 😀

Para el relleno he utilizado una mezcla de huevos y nata a la que he añadido tomate deshidratado y la mermelada de cebolla que preparé hace un par de días.

Ingredientes:

Para la masa quebrada:

350 gr. de harina de repostería, sin alto contenido en glúten (menos del 10% de proteína);

130 gr. de mantequilla fría en trozos pequeños;

70 gr. de agua fría;

1 pellizco de sal;

1 cucharadita de azúcar;

1 cucharadita de levadura química

Para el relleno:

50 gr. de tomate deshidratado en aceite;

50 gr. de mermelada de cebolla;

3 huevos;

150 ml. de nata;

sal y pimienta al gusto;

1 cucharada de orégano;

50 gr. de queso de oveja curado rallado

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º

1. Echamos todos los ingredientes en el vaso del Thermomix en el orden que se indican y programamos 15 segundos, velocidad 6.

2. Volcamos la masa sobre una superficie plana y formamos una bola lo más redonda posible.

3. Para hacer la forma de círculo podemos ayudarnos directamente de un rodillo. Pondremos primero la masa sobre un papel de hornear para que luego sea más fácil manejar la masa. Extendemos hasta conseguir una masa fina.

4. Con cuidado cogemos el papel de horno con la masa encima y lo colocamos sobre el molde, apretamos bien la masa sobre el molde.

5. Retiramos el papel de horno con cuidado.

6. Pasamos un rodillo por el borde del molde para eliminar los restos de masa quebrada y con esos restos rellenaremos los huecos que nos hayan quedado por otras partes del molde.

7. Pinchamos la masa con un tenedor para evitar que suba mientras se hornea. Horneamos 15 minutos a 200º.

Mientras tanto…

8. Sin lavar el vaso del Thermomix ponemos los tomates deshidratados dentro y trituramos 5 segundos, velocidad 5.

9. Añadimos la mermelada de cebolla y mezclamos 5 segundos, velocidad 3. Reservamos.

10. Sin lavar el vaso añadimos los huevos, la nata, la sal y la pimienta y batimos 1 minuto, velocidad 3.

11. Añadimos el orégano y la mezcla de tomate y cebolla reservada y mezclamos 10 segundos, velocidad 3.

12. Vertemos el relleno sobre la masa quebrada y espolvoreamos con el queso de oveja rallado.

13. Horneamos 40 minutos a 180º.

TRUCO: al final del horneado añade por encima un poco del aceite del tomate y espolvorea con un poco más de orégano. Le darás un extra de sabor!

Buen provecho!

No hay comentarios

  1. Elena 29 octubre, 2015 en 1:33 pm - Responder

    Para chuparse los dedos

Deje su comentario