Galletas de limón. Galletas navideñas con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:22:48+00:00 19 diciembre, 2014|Postres y Dulces, Repostería, Técnicas básicas|Sin comentarios

Venimos hoy con otras galletas de Navidad, éstas en forma de copo de nieve y decoradas con glasa real y azúcar, una decoración muy sencilla pero muy bonita.

La base de la galleta elegida es la que utilizamos siempre que hacemos galletas decoradas en casa pero ésta vez hemos sustituido la esencia de vainilla por zumo de limón.

Con nuestro Thermomix prepararemos la masa en un momento de forma sencilla, cómoda y limpia. Él mismo se encargará de mezclar los ingredientes y amasarlos. Ya sólo nos quedará sacar la masa del vaso, extenderla con un rodillo y dar forma a nuestras galletas.

Ingredientes:

250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente;

200 gr. de azúcar;

1 ó 2 huevos;

500 gr. de harina;

50 gr.de harina de almendras;

2 cucharadas de zumo de limón;

glasa real;

azúcar

Preparación:

1. Comenzamos batiendo la mantequilla con el azúcar, para ello programamos 3 minutos, velocidad 3.

2. Añadimos el huevo y programamos 1 minutos, velocidad 3.

3. Por último añadimos ambas harinas y el zumo de limón y progamamos 10 segundos, velocidad 6 para que se mezclen los ingredientes. A continuación amasamos 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

4. Sacamos la masa del vaso del Thermomix y hacemos una bola. Partimos la bola en dos y extendemos la masa con un rodillo sobre un papel de hornear o silpat, dejando la masa con un grosor de 6mm. Colocamos la masa sobre una bandeja de horno y dejamos reposar en el frigorífico al menos 30 minutos para que la masa coja cuerpo y sea más fácil cortar las figuras elegidas.

Precalentamos el horno a 180º.

5. Con ayuda de un cortapastas hacemos las formas elegidas y las vamos depositando sobre una bandeja forrada previamente con papel de hornear.

6. Horneamos 13-15 minutos a 180º. Ojo! las galletas salen blandas del horno, al enfriar se endurecen!

7. Dejamos enfriar y decoramos con la glasa real.

8. Cogemos la galleta con cuidado y la ponemos boca abajo en un plato con azúcar. Presionamos un poco para asegurarnos de que se queda bien pegado el azúcar en la glasa.

9. Dejamos secar bien la glasa.

¿te atreves? estamos deseando ver vuestros resultados 😉

 

Deje su comentario