Cómo preparar una base de masa quebrada con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:02+00:00 21 abril, 2014|Panes y Bollos, Técnicas básicas|Sin comentarios

Comenzamos admitiendo que la masa quebrada que compramos en cualquier supermercado está estupenda pero como siempre pasa, basta con que pruebes una sóla vez a hacerla en casa para que te resulte adictivo y ya no quieras comprar más la del súper.

Es muy fácil prepararla en casa y gracias a nuestro Thermomix dejaremos la masa en el punto exacto sin pasarnos, puesto que éste tipo de masas si se amasan demasiado se endurecen y engrasan y mantendrá fría la masa, fundamental para éste tipo de masas.

El secreto para obtener una masa quebrada perfecta está en no manipular mucho la masa para mantener la temperatura fría y que por exceso de amasado no se desarrolle demasiado el glúten, haciendo de ésta forma que la masa no quede crujiente.

La masa quebrada puede o no llevar huevo, a mí me gusta más sin huevo porque queda más hojaldrada pero como todo, va al gusto de cada uno 😉

La masa quebrada en muy versátil y nos sirve tanto para rellenos dulces como salados. Imaginación al poder para hacer los rellenos!

Ingredientes:

350 gr. de harina de repostería, sin alto contenido en glúten (menos del 10% de proteína);

130 gr. de mantequilla fría en trozos pequeños;

70 gr. de agua fría;

1 pellizco de sal;

1 cucharadita de azúcar;

1 cucharadita de levadura química

Preparación:

1. Echamos todos los ingredientes en el vaso del Thermomix en el orden que se indican y programamos 15 segundos, velocidad 6.

2. Volcamos la masa sobre una superficie plana y formamos una bola lo más redonda posible.

3. Para hacer la forma de círculo podemos ayudarnos directamente de un rodillo. Pondremos primero la masa sobre un papel de hornear para que luego sea más fácil manejar la masa. Extendemos hasta conseguir una masa fina.

4. Con cuidado cogemos el papel de horno con la masa encima y lo colocamos sobre el molde, apretamos bien la masa sobre el molde.

5. Retiramos el papel de horno con cuidado.

6. Pasamos un rodillo por el borde del molde para eliminar los restos de masa quebrada y con esos restos rellenaremos los huecos que nos hayan quedado por otras partes del molde.

7. Pinchamos la masa con un tenedor para evitar que suba mientras se hornea. Horneamos 15 minutos a 200º.

¿cual es tu relleno preferido? los míos siempre salados 😀

Deje su comentario