Cómo hacer mejillones en escabeche con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:03+00:00 28 marzo, 2014|Confitería y Conservas, Pescados y mariscos|Sin comentarios

El mejillón 😀 ese gran marisco tan popular en nuestras mesas.
Dicen que la temporada buena del mejillón es la de los meses que contienen “R” pero en realidad es un marisco que podemos ver siempre en nuestros mercados puesto que se trata de un tipo de marisco de criadero, lo que lo convierte en un marisco fresco a un precio popular.
Existen infinitas formas de prepararlos y hoy os quiero enseñar cómo preparar los mejillones en escabeche con nuestro Thermomix.
El escabeche es un método de conservación tradicionalmente español. El vinagre y el vino aportan propiedades conservadoras al escabeche mientras que el aceite formará una capa selladora antioxidante que no permitirá que entre aire a los mejillones.
Al final de la preparación tenemos que colar el líquido del escabeche para que no quede ningún resto de ajo ni de nada con lo que hayamos condimentado para evitar que fermente.
Confieso que a mí el tema de limpiar los mejillones me resulta muy tedioso y para ésta receta en concreto, en la que no necesitamos concha, yo los compro congelados 😀
Estamos a las  puertas del fin de semana, animaros a preparalos en casa ésta misma tarde y así los tenéis para el fin de semana. Podeis acompañarlos con unas deliciosas patatas de bolsa.
Ingredientes:

500 gr. de mejillones frescos sin concha o congelados previamente descongelados;

100 ml. de aceite de oliva;

2 dientes de ajos;

1 hoja de laurel;

2 cucharaditas de pimentón;

50 ml. de vinagre;

50 ml. de vino blanco;

sal

Preparación:

1. Colocamos los mejillones en una fuente. Reservamos.

2. Ponemos en el vaso del Thermomix el aceite de oliva y programamos 5 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.

3.  Añadimos los dientes de ajo y la hoja de laurel por el bocal y programamos 2 minutos más, temperatura varoma, velocidad 2.

4. Añadimos el pimentón por el bocal y ya sin temperatura mezclamos 15 segundos, velocidad 2.

5. Por último añadimos el vinagre, el vino y la sal, mezclamos 10 segundos, velocidad 2 y volvemos a programas 1 minuto más, temperatura varoma, velocidad 2.

6. Con ayuda del cestillo colamos la mezcla sobre la fuente reservada con los mejillones. Dejamos reposar al menos un par de horas en el frigorífico.

 

¿Os habéis fijado que unos mejillones son más naranjas que otros? El color es lo que diferencia a los machos de las hembras. Los más naranjas son las hembras y los que tienden a tener un color más blanquecino son los machos 😉

Servimos los mejillones en latas de presentación o en cualquier fuente o plato bonito

¡Feliz fin de semana!

 

Deje su comentario