Masas levadas sin amasado. Blinis eslavos con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:05+00:00 17 septiembre, 2013|Repostería|Sin comentarios

 

Hoy traemos al blog una deliciosa receta del este de Europa que forma parte de esas preparaciones que no son panes en sí, pero que también se elaboraban originalmente con levadura de panadería, es decir, que son masas fermentadas. Los blinis, estas tortitas típicas de la gastronomía eslava tienen un sabor más acusado que las típicas americanas, que también tenemos en este blog, no solo por el hecho de estar fermentadas, sino porque se suele emplear en su elaboración harina de trigo sarraceno o alforfón, muy abundante en el este de Europa. Este ingrediente, un pseudocereal, da a las masas un sabor particular y más acusado que el de la harina de trigo.

Como en todas las masas fritas o cuajadas en sartén, nuestro Thermomix nos ayuda a conseguir un batido perfecto y sin grumos para elaborar estos blinis.

Ingredientes para unas 15 tortitas

360 gr. de leche, 10 gr. de mantequilla derretida, 150 gr. de harina de repostería, 150 gr. de harina de trigo sarraceno, 5 gr. cucharadita de levadura de panadería liofilizada (15 gr. de levadura fresca), 2 huevos, 1 pellizco de sal, mantequilla o tocino para la sartén.

Elaboración

En primer lugar, casca los huevos y separa las yemas de las claras. Reserva estas últimas.

Pon en el vaso del Thermomix todos los ingredientes menos las claras de huevo, por el orden en que aparecen. Programa 10 segundos a velocidad 4 para batir bien. Baja con la espátula lo que haya podido quedar en las paredes y vuelve a programar otros 4-5 segundos a la misma velocidad para que no quede ningún grumo. Pasa la mezcla a un bol para que fermente hasta que esté esponjosa y burbujeante.

Cuando la masa esté en este punto, pon la mariposa en el vaso limpio y añade las dos claras. Agrega un pellizco de sal. Programa 2 minutos a velocidad 4 para montarlas a punto de nieve.

Saca las claras montadas del vaso y añádelas al bol sobre la masa. Mezcla con una espátula y movimientos envolventes, intentando que se baje lo menos posible el montado.

Calienta una sartén antiadherente y engrásala con algo de mantequilla o frotando una pieza de tocino. Vierte un cucharón de masa para formar una tortita de unos 10 cm de diámetro y cocina los blinis un par de minutos por cada lado. Repite hasta acabar la masa; mientras tanto mantén los blinis recién hechos tapados con un paño para que mantengan el calor.

Consejos

Esta masa de blinis hay que cocerla de inmediato para que no dé tiempo a que se baje la clara y se pierda el efecto de esponjado, no debe reposar.

Los blinis se consumen preferentemente con acompañamientos salados, tradicionalmente con encurtidos como pepinillos, y con ahumados y nata agria, a los que complementan perfectamente con su acusado sabor.

 

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad