Cómo hacer porra con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:08+00:00 21 mayo, 2013|Sopas y Cremas|Sin comentarios

La porra es una de las numerosas sopas o aliños fríos tan típicos de Andalucía. En origen era una mezcla de pan y ajo con aceite, vinagre y sal, como también eran los gazpachos, que con la incorporación del tomate a la cocina peninsular tomó la forma que hoy conocemos. Con la cercanía ya del buen tiempo nos animamos a traer esta sopa o puré frío al blog, para proseguir nuestra colección de gazpachos y sopas frías.

Como ya sabemos, todas las sopas frías que requieren triturar las hortalizas se preparan con gran comodidad con nuestro Thermomix, consiguiendo además un grado de finura que realmente va mucho más allá del triturado tradicional. Igualmente tiene la enorme ventaja de que nos permite aprovechar los tomates enteros, puesto que evita el tener que pelarlos y despepitarlos. Con ello no solo nos ahorra trabajo, sino que nos permite economizar.

Ingredientes

500 gr. de pan sentado (mejor pan cateto o candeal, de miga densa), 750 gr. de tomates maduros, 1 pimiento verde pequeño, 2 dientes de ajo, 50 gr. de vinagre, 2 cucharaditas de sal, 120 gr. de aceite de oliva virgen, huevo duro para guarnición.

Elaboración

Corta el pan en pedazos y ponlo en una fuente con agua para que se remoje bien. Cuando esté empapado, apriétalo un poco entre las manos para quitarle el exceso de agua y ponlo en el vaso del Thermomix.

Añade el resto de los ingredientes menos el aceite de oliva. Programa 2 minutos a velocidad 6 y a continuación 1 minuto a velocidad 10, para que se triture todo perfectamente.

Pesa el aceite poniendo una jarra sobre la tapa del vaso y pon la máquina en marcha a velocidad 4. Ve añadiendo el aceite poco a poco hasta acabarlo todo, con el cubilete puesto para que no salpique.

Pasa la porra a un recipiente hermético y refrigera bien. Sirve con el huevo cocido cortado en cuñas o picado.

Consejos

El color de la porra debe ser bastante rojo, por lo que si los tomates no dan un color excesivamente vivo, es un truco bastante extendido añadir unos pedazos de pimientos de lata, morrones o del piquillo, que se trituran con todos los ingredientes. Para variar la intensidad del sabor puedes jugar con el tipo de vinagre usado; aunque lo tradicional es usar vinagre de vino blanco, usa vinagre de manzana si quieres un sabor más suave o, por el contrario, vinagre de Jerez que le da un bouquet extraordinario.

Para una porra de lujo, sírvela con un buen jamón serrano picado que es una guarnición tan habitual  como el huevo duro.

No hay comentarios

  1. Pilar Gonzalez Gomez 17 junio, 2013 en 3:55 pm - Responder

    La porra buenísima,junto al huevo duro yo le añado atún en aceite de oliva(escurriendolo bien),y esta de vicio,probadlo,os gustará

  2. Gemma 17 junio, 2013 en 4:56 pm - Responder

    Me encantaría recibir recetas vuestras . Gracias

  3. Antonio Ruiz-Malagón 17 junio, 2013 en 5:18 pm - Responder

    Creo que me gustaría.

  4. Mari paz 17 junio, 2013 en 10:26 pm - Responder

    Yo añado más aceite para hacer “mi porra antequerana” el color es quien me dice la cantidad quedando asalmonado… Eso sí: más calorías. otra cosa que hago es tener siempre un par de tomates congelados y añadirlos, partidos en 3 ó 4 trozos… así se puede hacer y comer del tirón.

Deje su comentario