Cómo hacer risotto al cava con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:08+00:00 30 abril, 2013|Pastas y Arroces|Sin comentarios

 

En este blog ya te hemos enseñado a preparar risotto al azafrán, y risotto ai funghi, así que para seguir sacando provecho a este plato tan rico, barato y lucido, hoy traemos otro tipo de risotto menos tradicional, pero igualmente delicioso: el risotto al cava. Ya sabes que el risotto se elabora típicamente con vino blanco, pues en este plato sustituimos el vino por cava, que le aporta un matiz diferente y original.

Como siempre nos gusta recalcar, las funciones de giro inverso y velocidad cuchara de nuestro Thermomix nos permiten preparar en él sabrosos arroces, entre ellos estos típicos risottos italianos, sin ningún esfuerzo y con unos resultados fantásticos.

Ingredientes

50 gr. de cebolla, 1 diente de ajo, 30 gr. de mantequilla, 40 gr. de aceite de oliva virgen, 350 gr. de arroz de grano redondo o corto, 100 gr. de cava semiseco, 900 gr. de caldo de verduras o pollo, 50 gr. de queso parmesano, pimienta al gusto.

Elaboración

Primero tritura el queso parmesano; para ello ponlo en trozos en el vaso del Thermomix y dale varios golpes de turbo, hasta que quede bastante fino. Pasa el queso rallado a otro recipiente, rebañando bien las paredes con la espátula y reserva. Después pela el ajo y májalo en un mortero. Reserva.

Pon en el vaso la cebolla cortada en cuartos con el aceite y la mantequilla para preparar el sofrito. Programa 5 segundos a velocidad 6 para triturar la cebolla. Rebaña con la espátula lo que haya quedado en las paredes y programa 8 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara. Agrega el ajo majado y programa otro minuto adicional a la misma temperatura y velocidad.

Añade el arroz,  y programa 2 minutos, 100°, giro inverso y velocidad cuchara para sofreírlo. Añade el cava y vuelve a programar 3 minutos, 100°, giro inverso y velocidad cuchara.

Mientras tanto, tendrás preparado el caldo caliente. Agrégalo ahora y programa 18 minutos, 100°, giro inverso y velocidad cuchara. Al acabar el tiempo, prueba el punto de cochura del arroz: si no está hecho a tu gusto, programa otros 2 minutos a la misma velocidad y temperatura, aunque en Italia la costumbre, al igual que ocurre con la pasta, es dejar el arroz algo más al dente de lo que estamos acostumbrados aquí.

Espolvorea el queso parmesano reservado por encima al servir el risotto en cada plato. Mezcla con delicadeza el queso para que se funda con el calor, pues es imprescindible para darle al risotto esa consistencia melosa que le caracteriza. Sirve de inmediato para que no se pase.

Consejos

El risotto es uno de esos platos que no puede esperar, sino que el comensal debe esperar al arroz. Por ello, se debe servir de inmediato recién hecho. Para preparar este risotto al cava no es obligatorio utilizar cava semiseco, lo puedes preparar también con cava seco e incluso brut, solo tienes que tener en cuenta que el sabor será más acusado.

Deje su comentario