Cómo hacer cebolla caramelizada con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:08+00:00 25 abril, 2013|Verduras y ensaladas|Sin comentarios

 

La cebolla caramelizada se elabora sofriendo cebolla que después se cuece acompañada de algún endulzante y habitualmente algún licor, hasta obtener un sofrito caramelizado y concentrado, similar a una compota. El azúcar u otro endulzante se añade a los azúcares naturales de la cebolla en una preparación claramente dulzona. No se debe confundir la cebolla caramelizada con la cebolla confitada; confitar verduras es sencillamente cocinarlas a fuego muy bajo hasta que queden muy tiernas.

La cebolla caramelizada es un excelente acompañamiento o guarnición para todo tipo de carnes y patés, además de relleno para cocas o pizzas, entre otros usos. Se puede utilizar con muy buenos resultados con las masas de coca salada que ya tenemos publicadas en el blog.

Ingredientes

 750 gr. de cebolla blanca, 60 gr. de aceite de oliva, 80 gr. de vino dulce, 1 cucharada de azúcar, sal y pimienta al gusto.

Elaboración

Pon las cebollas peladas y cortadas en cuartos en el vaso del Thermomix. Programa 4 segundos a velocidad 5 para triturarlas. Añade el aceite y programa 10 minutos, 100°, giro inverso y velocidad cuchara para sofreírlas hasta que estén lacias.

A continuación, añade el vino dulce, el azúcar, la sal y la pimienta y programa 40 minutos, temperatura Varoma, giro inverso y velocidad cuchara. Al finalizar el tiempo, comprueba que está reducido el líquido y, si no fuera así, programa algún minuto más en las mismas condiciones. Prueba la sazón y rectifica si fuera necesario.

Consejos

Puedes sustituir el azúcar por miel si lo prefieres. El punto de dulce es muy personal, así que ajústalo a tu gusto al acabar la cocción, añadiendo más azúcar o más sal.

Hay recetas de cebolla caramelizada que llevan coñac en lugar de vino dulce; usar vino dulce tiene la ventaja de que necesitas añadir menos azúcar gracias a los azúcares naturales del vino. Así que si prefieres el sabor del coñac ten en cuenta que deberás aumentar ligeramente la proporción de azúcar.

La cebolla caramelizada dura al menos dos semanas en el frigorífico, bien tapada, ya que los azúcares actúan como conservantes. Si quieres conservarla más tiempo, puedes meterla en un tarro hermético y esterilizarla en la olla a presión. También admite la congelación.

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad