Masas de coca con Thermomix: masa de coca con aceite

Por | 2017-11-16T15:23:09+00:00 16 abril, 2013|Panes y Bollos|Sin comentarios

Recientemente empezamos a publicar en el blog masas para cocas, con este artículo de masa de coca con requesón y, como prometimos, para seguir aprovechando las variadas verduras disponibles en primavera en un plato delicioso y de genuina dieta mediterránea, traemos hoy otro tipo de masa de coca, de las numerosísimas variedades que existen, ésta elaborada con aceite. Como ya comentamos en el anterior artículo, las cocas saladas son unos panes planos típicos de Levante y de Cataluña principalmente, que se rellenan con distintos ingredientes para formar una especie de pizza.

La consistencia de la masa varía según la proporción aceite/agua o grasa/líquido no graso (leche o agua) que lleve; en próximos artículos prepararemos masas más grasas, con mayor cantidad de aceite y con manteca, que también es un ingrediente muy tradicional.

Ingredientes

200 gr. de agua, 50 gr. de leche, 50 gr. de aceite de oliva, 10 gr. de sal, 10 gr. de levadura de panadería seca (30 gr. levadura fresca) 480-500 gr. de harina de fuerza (depende de la capacidad de absorción de la harina).

Elaboración

Pon en el vaso todos los ingredientes juntos, y programa 6 segundos a velocidad 6 para mezclar todo bien.

A continuación, programa 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga. Comprueba que la masa está blanda y húmeda, aunque no debe estar pegajosa, apenas algo adherente. Si se pega demasiado a los dedos, añade algo más de harina y amasa otro minuto, hasta que esté a tu gusto. Si, por el contrario, la encuentras muy seca, añade un chorrito más de agua y vuelve a amasar.

Deja reposar la masa 10 minutos y vuelve a programar 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga. Repite la operación otra vez más y a continuación deja levar la masa dentro del vaso hasta que doble el volumen.

Cuando la masa haya doblado, programa 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga para desgasarla. Sácala del vaso y ponla en la encimera enharinada. Esta vez vamos a formar dos lenguas en lugar de un rectángulo, como en la coca anterior. Divide la masa en dos partes iguales y reserva una de ellas bien tapada. Estira una de las porciones con un rodillo hasta obtener un óvalo que quepa bien en una bandeja de horno. Forra la bandeja con papel de hornear y coloca encima la lengua de masa, dejando los bordes algo más gordos.

Pon sobre la coca un relleno a tu gusto: cebolla confitada, verduras al horno cortadas en rodajas o lo que se te ocurra, y cuécela en el horno calentado a 220° (con aire) 20-25 minutos. Si quieres que quede más crecida, deja reposar la masa 10-15 minutos antes de meterla en el horno.

Procede de la misma manera para hornear la segunda porción de masa.

Consejos

Como ya sabemos, las cocas saladas se conservan por lo menos dos días en buen estado a temperatura ambiente, y admiten ser recalentadas ligeramente. Si no quieres preparar las dos porciones de coca, envuelve una de ellas en plástico, parcialmente estirada, y congélala sin rellenar. Deja descongelar en el frigorífico antes de usarla.

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad