Recetas básicas con Thermomix. Pisto manchego

Por | 2017-11-16T15:23:10+00:00 5 marzo, 2013|Verduras y ensaladas|Sin comentarios

El pisto manchego es una receta muy popular y un magnífico exponente de la tan celebrada dieta mediterránea: una mezcla de verduras cocinada con aceite de oliva y con los condimentos justos. Por ello, es un acompañamiento perfecto para aligerar cualquier plato proteico, ya sea de carne, pescado o huevos.

El pisto se prepara normalmente con cebolla, calabacín y pimiento verde, aunque también se le puede añadir berenjena y patata. Como tantas recetas que precisan ser removidas con frecuencia, en el caso del pisto manchego también nuestro Thermomix nos facilita mucho la preparación, pues no tenemos que preocuparnos de nada durante la cocción.

Ingredientes

500 gr. de tomate, 300 gr. de cebolla, 200 gr. de pimiento verde o rojo (o una mezcla de ambos), 1 diente de ajo, 300 gr. de calabacín sin pelar, 100 gr. de aceite de oliva virgen, 20 gr. de vino blanco, una cucharadita de sal.

Elaboración

Comienza por triturar los tomates. Córtalos en cuartos y ponlos en el vaso del Thermomix; programa 1 minuto a velocidad 9 para triturarlos bien. Saca el puré de tomate de la máquina rebañando bien las paredes con la espátula y reserva.

Corta la cebolla en cuartos y los pimientos en trozos medianos; pela el diente de ajo. Ponlos en el vaso y programa 5 segundos a velocidad 4. Ten cuidado de no pasarte de trituración para que no queden los trozos excesivamente pequeños. Saca el picadillo del vaso y reserva.

Tritura a continuación el calabacín, cortado en trozos más bien grandes, 4 segundos a velocidad 4. Saca del vaso y reserva.

Vuelve a poner en el vaso la mezcla de pimiento y cebolla, junto con el aceite de oliva, y programa 10 minutos a 100°, giro inverso y velocidad cuchara. Agrega entonces el calabacín y vuelve a programar 10 minutos a temperatura Varoma, giro inverso y velocidad cuchara.

Añade al vaso el tomate triturado y reservado, el vino blanco y la sal. Programa 20 minutos a temperatura Varoma, giro inverso y velocidad cuchara. Comprueba que tiene la consistencia deseada; si el pisto está demasiado líquido, puedes programar otros 5 minutos en las mismas condiciones.

Consejos

Si quieres facilitarte la tarea aún más, puedes usar tomate triturado envasado en lugar de triturar el tomate al momento, aunque si utilizas tomates de calidad el pisto tendrá un sabor más pronunciado. Asimismo, para darle más sabor al pisto puedes utilizar los ajos confitados que ya te hemos enseñado a hacer. Dado que estos ajos tienen un sabor más suave que si estuvieran crudos, tendrás que utilizar por lo menos dos dientes en lugar de solamente uno, como indicamos.

El pisto manchego admite perfectamente la congelación, por lo que se puede preparar en grandes cantidades y guardar bien congelado. Es por ello una estupenda solución si tenemos excedentes de las verduras que lo componen a finales del verano.

 

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad