Preparaciones básicas con Thermomix. Croquetas

Por | 2017-11-16T15:23:11+00:00 12 febrero, 2013|Técnicas básicas|Sin comentarios

Ya tenemos en este blog la receta de la bechamel sencilla, pero nos faltaba hablar de las croquetas, esos deliciosos bocados tan tradicionales de nuestra cocina que también se elaboran con bechamel, pero una bechamel especialmente espesa y consistente.

Las croquetas son una elaboración tradicional cuya pasta precisa ser removida de forma continua para prepararlas. Aquí es donde nuestro Thermomix resulta una ayuda inestimable, ya que nos evita estar pendientes de la preparación de la bechamel, con lo que nos ahorra un tiempo muy valioso que podemos dedicar a otras tareas.

Como sabes, a la pasta de las croquetas se le añade todo tipo de ingredientes para darle sabor y tropezones, como carne de ave, jamón serrano o cocido, marisco, atún en lata e incluso queso. En este caso vamos a preparar unas croquetas con sobras del cocido, concretamente con gallina, ya que la necesidad de aprovechar las sobras es sin duda el origen de las croquetas. Además estas ideas nos vienen muy bien hoy día, pues no se debe tirar nada en la cocina.

Ingredientes

25 gr. de aceite, 50 gr. de mantequilla, 150 gr. de harina corriente, 800 gr. de leche, nuez moscada y sal al gusto, 250 gr. de carne de gallina o pollo, del cocido, 1 huevo, pan rallado, aceite de oliva para freír.

Elaboración

Pon en el vaso del Thermomix la carne de ave en trozos, ciérralo y dale 3 golpes de turbo para picarla. Saca del vaso con la espátula y reserva.

Sin lavar el vaso, añade el aceite y la mantequilla. Programa 3 minutos, temperatura Varoma y velocidad 2. Agrega la harina de golpe, intentando que caiga por los lados y no sobre las cuchillas, y programa 4 minutos, 100°, velocidad 3. Para la máquina un par de veces y asegúrate de que no se queda harina sin tostar por las paredes, rebañando bien con la espátula.

Añade toda la leche, mezcla 10 segundos a velocidad 6 y después programa 10 minutos, 100°, velocidad 3 ½. Al acabar el tiempo, añade la carne de ave desmenuzada previamente y mezcla bien con la espátula. Si no estuviese aún suficientemente espesa la pasta, programa otros 2 minutos a la misma velocidad y temperatura.

Vierte la masa en una fuente o en una manga pastelera, ya preparada con una boquilla grande, colocada sobre el cestillo, tapa bien para que no se reseque y deja enfriar por completo. Te aconsejamos incluso que prepares la masa el día antes de hacer las croquetas y que la dejes reposar en el frigorífico toda una noche.

Forma las croquetas a mano o con la manga, rebózalas en pan rallado, después en el huevo batido y una segunda vez en el pan rallado. Fríelas en abundante aceite bien caliente, aunque sin que llegue a humear. Escurre sobre papel de cocina.

Consejos

  1. Hay a quien le gusta añadir un sofrito de cebolla a la pasta de las croquetas, si es tu caso, no tienes más que triturar y sofreír en el aceite 50 gr. de cebolla unos 7 minutos antes de agregar la mantequilla. Después puedes seguir tal cual las instrucciones que hemos dado.
  2. Recuerda que para una masa de croquetas perfecta es fundamental que la harina esté bien tostada, para que no solo amalgame perfectamente la mezcla, sino para que la masa no sepa a crudo, así que no olvides bajar bien la harina de las paredes y de las cuchillas mientras se está sofriendo.
  3. Para que el acabado de las croquetas sea excelente y no se rajen en la fritura es aconsejable pasarlas dos veces por pan rallado, como indicamos en las instrucciones, y además freírlas en aceite muy caliente.  No te aconsejamos que uses freidora, pues muchas freidoras no llegan a alcanzar el calor tan intenso que se alcanza en una sartén al fuego y que es recomendable para que las croquetas no revienten. Para asegurarte de que el aceite no se enfría en exceso al introducir las croquetas, fríelas en tandas pequeñas, de 4-5 unidades.
  4. Las croquetas ya formadas admiten perfectamente la congelación y se pueden guardar de esta manera un par de meses, envueltas en plástico o en una bolsa de congelación. Esto te permitirá tener croquetas preparadas con antelación para agasajar a tu familia o invitados en cualquier momento, además las puedes freír directamente, sin necesidad de descongelarlas previamente.

No hay comentarios

  1. Luis pedro 17 septiembre, 2013 en 10:48 pm - Responder

    Muy ricas

  2. Anna 5 febrero, 2017 en 3:46 pm - Responder

    Croquetes

Deje su comentario