Cómo hacer mousse de almendras con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:19+00:00 28 agosto, 2012|Postres y Dulces|Sin comentarios

Esta mousse de almendras es otro ejemplo de utilización de la pasta de almendras cuya elaboración os contamos en este artículo anterior. Preparar nuestra propia pasta de almendras nos permite tener todo el control de nuestros ingredientes y usar almendras de primera calidad. También la hemos utilizado hace poco en este delicioso helado de almendra.

Las mousses o espumas son preparaciones dulces muy esponjosas, cuya aireación se consigue añadiendo a una base dulce diversos ingredientes que aportan la requerida ligereza: claras montadas a punto de nieve, nata montada, yemas montadas con azúcar, etc. En este ejemplo concreto a la preparación base se le añaden claras a punto de nieve. Esa aireación se estabiliza mediante la gelatina.

Ingredientes

150 gr. de leche entera, 150 gr. de pasta de almendra, 2  hojas de gelatina neutra, 200 gr. de nata líquida para montar, 40 gr. de azúcar, 3 claras de huevos medianos.

Elaboración

Añade al vaso del Thermomix la leche con la pasta de almendra cortada en varios trozos. Programa 30 segundos a velocidad 7 para mezclar bien. Vierte en un recipiente y reserva.

Mientras tanto, pon las hojas de gelatina a ablandar en un bol con agua fría, según las instrucciones del fabricante.

Pon la nata y el azúcar en el vaso, sin necesidad de limpiarlo, y programa 4 minutos 30 segundos a 80 °C y velocidad 2, para disolver el azúcar y templar la nata. Al cabo de ese tiempo, añade las hojas de gelatina escurridas del agua y mezcla unos segundos. Añade al vaso la mezcla de leche y almendra, y vuelve a batir unos segundos para mezclarlo todo bien. Pasa la base a un recipiente y deja enfriar por completo a temperatura ambiente. Si no te gusta encontrar en la mousse algo de granillo de la almendra, cuela la base por un colador fino antes de dejarla enfriar.

Cuando esté a temperatura ambiente, métela en la nevera media hora. A partir de ese tiempo, vigila cómo va espesando, removiéndola con un tenedor de vez en cuando, pues debe estar ligeramente cuajada cuando vayamos a mezclar las claras montadas. Deberá llegar a estar como unas natillas claritas.

Coloca entonces la mariposa en el vaso bien limpio y frío. Agrega las claras, bien separadas de las yemas, y programa 4 minutos a velocidad 3 ½ para montarlas a punto de nieve flojo, es decir, no duras del todo. Lo ideal es que la consistencia de las claras montadas se acerque a la de la crema base, dentro de lo posible. Al cabo de los 4 minutos comprueba que las claras estén montadas, pero no muy duras. Si no estuvieran bien montadas, puedes seguir programando de 30 en 30 segundos, hasta conseguir una consistencia adecuada.

Traslada las claras montadas a un bol grande y vierte la crema base sobre ellas. Usa una espátula para mezclar con delicadeza y movimientos envolventes, hasta que no se aprecien grumos de clara. Vierte la mousse en recipientes a tu gusto y deja cuajar en el frigorífico por lo menos 2 horas.

Consejos

Las yemas de huevo que sobran de esta preparación las puedes usar para preparar alguno de los helados o bases para helado que tenemos en el blog. El resultado de esta mousse, como se aprecia en las fotografías, es suave y cremoso. Si deseas que la mousse quede más firme, añade una hoja más de gelatina.

Sirve esta delicada mousse de almendras con un pellizco de canela espolvoreada por encima y almendra triturada para adornar.

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad