Cómo hacer mejillones en escabeche, receta con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:20+00:00 21 agosto, 2012|Pescados y mariscos|Sin comentarios

Hoy os presentamos una elaboración clásica dentro de los escabeches de los que ya hemos hablado en otros artículos y de los cuales ya tenemos otro ejemplo en el blog, el bonito en escabeche. Se trata de los mejillones en escabeche.

Como ya sabéis, los escabeches, además de ser una forma estupenda de conservar los alimentos durante largo tiempo, son un tipo de plato delicioso y muy tradicional en nuestra gastronomía. En concreto los mejillones en escabeche son una receta con una larga historia dentro de las conservas, y que comprobaréis que no son nada difíciles de preparar en casa.

Ingredientes

500 gr. de mejillones pesados sin concha, 100 gr. de vino blanco, 100 gr. de aceite de oliva virgen, 100 gr. de cebolla, 3 dientes de ajo, 2 cucharaditas de pimentón dulce, 150 gr. de vinagre, unos granos de pimienta negra, 1 hoja de laurel, 1 pellizco de sal.

Elaboración

Si usas mejillones frescos, límpialos bien con un estropajo de aluminio bajo el chorro de agua y desbárbalos. Pon en una cazuela el vino blanco a calentar, hasta que hierva. Ve poniendo los mejillones en tandas para que se abran al vapor. Tapa la cazuela y vigila los mejillones para retirarlos de la cazuela a medida que se vayan abriendo y evitar así que se pongan gomosos. Resérvalos mientras se enfrían en un recipiente y reserva también el jugo de cocción.

Haz el sofrito. Para ello, pon la cebolla pelada con los dientes de ajo y 60 gr. del aceite de oliva en el vaso del Thermomix. Tritura ambas cosas con vaso cerrado y dos golpes de turbo. Baja con la espátula lo que haya quedado en las paredes y programa 10 minutos, 100 °C y velocidad cuchara para que se pochen las verduras.

Agrega al vaso las cucharaditas de pimentón y programa 1 ½ minutos, 100 °C y velocidad cuchara.

Añade entonces el resto de los ingredientes: el aceite que queda, el jugo que han soltado los mejillones, el vinagre, la pimienta, la sal y el laurel. Si se hubiera reducido mucho el jugo de los mejillones puedes añadir algo de agua. Programa 5 minutos, temperatura Varoma y giro inverso a velocidad cuchara para concentrar el escabeche y fundir los sabores.

Vierte el escabeche de inmediato sobre los mejillones y deja reposar al menos un día en el frigorífico, para que los moluscos absorban el sabor del adobo.

Consejos

Puedes preparar estos mejillones en escabeche de forma mucho más rápida y cómoda si compras mejillones congelados o envasados al vacío, que vienen ya sin concha. En ese caso, añade los 100 gr. de vino blanco directamente al vaso del Thermomix al hacer el adobo, en lugar de usarlos para abrir los mejillones al vapor. Si usas mejillones envasados al vacío puedes recoger el líquido del envase y añadirlo también.

Estos mejillones en escabeche tienen un sabor delicioso y no desmerecen en absoluto de los que encontramos en conserva. Además, como todos los escabeches, duran mucho tiempo en el frigorífico, porque además del propio vinagre que preserva los moluscos, la película que forma el aceite de oliva en la superficie evita el contacto con el aire y las contaminaciones.

No hay comentarios

  1. Pepita Calixta 10 diciembre, 2013 en 3:15 pm - Responder

    ¡Menudo descubrimiento de receta! Pero me queda una duda. En caso de utilizar mejillones congelados o envasados al vacío, ¿basta con verter el escabeche sobre ellos en crudo, o hay que cocinarlos antes?

Deje su comentario