Cómo hacer nachos con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:22+00:00 14 junio, 2012|Panes y Bollos|Sin comentarios

Los nachos o totopos son porciones de tortillas de maíz fritas.  No son más que una original forma de aprovechar las tortillas de maíz sobrantes o que se han quedado secas. En nuestro país estamos acostumbrados a verlos como acompañamiento imprescindible de un buen guacamole, de una salsa pico de gallo o cubiertos de queso fundido. En cualquiera de estas presentaciones constituyen un delicioso aperitivo.

Ingredientes

190-200 gr. de harina de maíz precocida y nixtamalizada, 250 gr. de agua, ½ cucharadita de manteca de cerdo, ½ cucharadita de sal, aceite de oliva para freír.

Elaboración

Vierte el agua en el vaso del Thermomix y agrega la sal y la manteca de cerdo. Programa 1 minuto 30 segundos a temperatura 37 °C y velocidad 1 para que se derrita la manteca.

Pesa la harina y añádela al agua. Programa 5 segundos a velocidad 5 para que se mezcle. A continuación, programa 1 minuto a velocidad espiga. Se formará una mezcla poco cohesionada, como desmigada. La masa se debe sentir húmeda al tacto y se debe poder amasar en bolitas. Para comprobar el punto, toma una porción del tamaño de una nuez y haz una bola con ella. Colócala entre dos plásticos de cocina o, mejor, entre dos carpetas de plástico transparente, como las de los archivadores de oficina. Extiende la bolita con un rodillo: debe quedar una tortita que no se abra mucho por los bordes.

Si la masa tiene el punto necesario para poder hacer las tortitas con facilidad, sácala a la encimera y amásala brevemente. Por el contrario, si está demasiado seca, añade una cucharadita de agua por el bocal y programa otros 30 segundos de amasado a velocidad espiga. Repite esta operación cuantas veces sea necesario, hasta que la masa tenga la consistencia adecuada para extender las tortitas entre los dos plásticos.

Una vez lista la masa, haz un rollo con ella y divídela en 16 porciones. Haz bolitas con las porciones y cúbrelas con un paño húmedo para que no se resequen. Ve extendiendo las bolitas entre dos plásticos de una en una, como hemos explicado anteriormente, hasta dejarlas muy finas, casi de 1 milímetro. Calienta una sartén a fuego bajo, pincélala con unas gotas de aceite, y cuece las tortitas. Tardarán alrededor de 1 minuto por cada lado. Ve sacándolas a un plato y córtalas primero por la mitad y luego cada mitad en tres triángulos. Si la sartén es antiadherente no te hará falta añadir más aceite.

Como último paso, fríe los nachos en aceite caliente. En México es tradicional usar aceite de maíz para este fin. Si prefieres que lleven menos grasa, también puedes tostarlos brevemente en el grill del horno, como los que se ven en la foto.

Consejos

Para elaborar tortillas de maíz y sus correspondientes nachos no sirve cualquier harina de maíz, la harina indicada es la precocida nixtamalizada. Esta harina se obtiene de granos de maíz hervido en agua con cal, proceso que facilita la trituración posterior del grano.

Si se usa harina de maíz 100% (garantizada), estos nachos son perfectamente aptos para celiacos, y pueden sustituir a unas crackers, por ejemplo. Sírvelos con una salsa mejicana de buena calidad, un guacamole casero o sencillamente con queso fundido por encima.

No hay comentarios

  1. María Garrido 30 enero, 2014 en 11:16 am - Responder

    La maizena sirve? Y si no, ¿hay alguna marca de la harina? ¿Dónde la puedo encontrar? Muchas gracias

  2. María Garrido 5 febrero, 2014 en 12:44 pm - Responder

    Los he hecho con una harina de maíz de la herboristeria que es asturiana y sirve para hacer tortitas muy parecidas. He tenido que echar 80 más de harina porque me salía un puré. Lo que es complicadísimo es el laminado y sacar la tortita de la funda de plástico. Me tenía que engrasar la mano porque se me quedaba pegada. :*)

Deje su comentario