Cómo hacer olivada verde con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:23+00:00 29 mayo, 2012|Salsas y Guarniciones|Sin comentarios

La olivada es una pasta de aceitunas típica de la gastronomía catalana. Esta olivada verde es una receta hermana de la que se prepara en la vecina región francesa de la Provenza de forma similar, la famosa tapenade, así como de algunas otras pastas de aceituna que se elaboran en toda la ribera del Mediterráneo, como en Italia y Grecia.

Ingredientes

250 gr. de aceitunas verdes (peso sin hueso y escurridas), 2 o 3 anchoas, 5-10 gr. de alcaparras, 1 diente de ajo (opcional), 60 gr. de aceite de oliva virgen.

Elaboración

Deshuesa las aceitunas si no las has comprado ya deshuesadas. Si las has comprado deshuesadas, escúrrelas bien de su líquido de conserva y añádelas al vaso del Thermomix. Agrega las anchoas, las alcaparras y el ajo, si lo vas a poner.

Programa 2 minutos a velocidad 5-7-10 progresivo. La mezcla tiende a quedarse en las paredes y dejar las aspas desnudas, así que tendrás que parar la máquina de vez en cuando, bajar con la espátula lo que haya quedado en las paredes, y seguir triturando.

Cuando tenga la consistencia deseada (ten en cuenta que queda como un puré basto, no como una pasta fina), pesa el aceite de oliva en una jarrita puesta sobre la tapa. A continuación, pon en marcha la máquina a velocidad 4, sin tiempo, y ve añadiendo el aceite lentamente, con el cubilete puesto. Obtendrás un puré denso.

Consejos, degustación

Este puré de aceitunas admite más ingredientes aparte de los mencionados, e incluso variar las proporciones. Se le pueden poner también piñones, tomates desecados, otros pescados en conserva que no sean anchoas, etc.

El sabor de la olivada depende en gran medida de la calidad de la aceituna que uses, por eso te recomendamos que, si tienes paciencia suficiente, compres unas buenas aceitunas con hueso y las deshueses tú mismo en casa. La diferencia de sabor es notable, pues las aceitunas deshuesadas, al venir ya abiertas, siempre pierden sabor en el líquido de la conserva.

La olivada verde es un tentempié o aperitivo fantástico, tan solo untada sobre un buen pan casero, o como añadido en todo tipo de bocadillos. Otra forma de usarla es como aliño de ensaladas, a las que les da un toque delicioso.

No hay comentarios

  1. maribel 3 julio, 2012 en 5:36 pm - Responder

    buenisimo

Deje su comentario