Cómo hacer mermelada de tomate con Thermomix

Por | 2017-10-06T12:12:45+00:00 11 mayo, 2012|Confitería y Conservas|Sin comentarios

Aunque no estemos acostumbrados a pensar en el tomate como en una fruta, de hecho lo es y por ello admite una preparación típica de las frutas, la mermelada de tomate.

Dentro de nuestra serie de salsas y condimentos básicos (de las que con tomate ya hemos visto el ketchup y el coulis, por ejemplo), os traemos hoy la mermelada de tomate que no solo se puede tomar de la misma manera que cualquier otra mermelada, untada sobre pan, sino que es un acompañamiento ideal para algunos quesos, por ejemplo, el queso fresco, los rulos de cabra y el queso provolone.

Ingredientes

750 g de tomate, 560 g de azúcar, el zumo de medio limón, 2 clavos de olor (opcional), agua para escaldar los tomates.

Elaboración

Empieza por escaldar los tomates para quitarles la piel. Para ello, vamos utilizar el propio Thermomix. Añade agua al vaso, menos de un litro, y coloca el cestillo. El agua no debe llegar al cestillo. Programa 10 minutos a temperatura Varoma y velocidad 1, hasta que hierva el agua.

Cuando empiece a salir vapor por el bocal, para la máquina y coloca los tomates en el cestillo. Vuelve a ponerla en marcha y escalda los tomates al vapor. Vigila por el bocal hasta que veas que se empiezan a rajar las pieles; el tiempo depende de la clase y la madurez del tomate, por lo que puede ir de unos pocos segundos a más de un minuto.

Ve sacando los tomates a medida que se les pueda separar la piel, déjalos enfriar un momento y quítales la piel. Tira el agua del vaso, corta los tomates en cuartos, échalos en el Thermomix y añade el azúcar. Deja macerar por lo menos una hora para que suelten su jugo.

Añade el limón y los clavos de olor, si quieres. Coloca el cestillo de pie sobre sus patillas encima de la tapa del vaso. Programa primero 30 segundos a velocidad 8 para que se triture bien el tomate. Seguidamente, 60 minutos a temperatura Varoma y velocidad 2. Al cabo de ese tiempo, comprueba la consistencia de la mermelada.

Para ello, saca un poco con una cucharita y déjala enfriar un momento. Si te parece que está demasiado líquida, programa otros 10 minutos a la misma temperatura y velocidad. Vuelve a hacer la comprobación. Si la consistencia es correcta (ten en cuenta que no espesa tanto como la mermelada de otras frutas), viértela en el recipiente que desees y déjala enfriar por completo.

Consejos

El tiempo de concentración y cocción de la mermelada siempre hay que ajustarlo en función del contenido de agua de los tomates, que varía mucho. Por eso se comprueba la consistencia y se cuece más tiempo o no según sea necesario.

Como ya hemos comentado, esta mermelada de tomate resulta deliciosa con quesos frescos o tiernos de cabra. Si deseas conservarla un tiempo prolongado, échala directamente desde el vaso en frascos esterilizados previamente en agua hirviendo media hora.

Ciérralos bien con su tapa y déjalos enfriar sobre un paño, puestos boca abajo. Dales la vuelta cuando esté fría la mermelada; te durarán varios meses en perfectas condiciones.

No hay comentarios

  1. rosi 7 octubre, 2012 en 8:10 pm - Responder

    me gusta la receta voy a probar para hacerla yo y ya os contare los resultados

  2. yessica 18 noviembre, 2012 en 11:30 pm - Responder

    espectacularrrrrr yo pue mas cantidad de tomate y menos de azucar…puse azucar moreno

  3. Francisco 26 abril, 2013 en 6:07 pm - Responder

    PARA LOS MENOS DULCE
    Yo le pongo un Kilo de tomate pelado y sin semilla,
    con el azúcar le pongo 400 gramos,
    ademas le pongo una RAMA de canela.
    y el zumo de un limón.
    Lo demás todo igual.
    Mi hija Noe que está aquí fue a buscar un bote de cristal para llevarse la mitad.

  4. lokero 3 junio, 2013 en 1:15 pm - Responder

    voy a probar parahacer conunas tostas

  5. Toñi 8 septiembre, 2013 en 8:34 am - Responder

    Después de leer los comentarios anteriores llego a la conclusión de que algo tengo que haber hecho mal. En el minuto 8 de coción he tenido que limpiar la cocina casi de arriba abajo

  6. PAMEN 14 febrero, 2014 en 9:41 am - Responder

    yo escalde los tomates en la bandeja del varoma, puse el agua, 15min, temp varoma y vel 1.
    de esta manera te caben bien los tomates y puedes ir abriendo la tapa con cuidado y vas viendo como van los tomates.
    soy presentadora de thermomix y a mis clientas re recomiendo tu pagina.

  7. Laura 28 noviembre, 2016 en 4:14 pm - Responder

    Me ha parecido muy sencilla de hacer asi que voy a probar y le voy a añadir un poco de jengibre en vez de clabo ya os contare el resultado

  8. William Fayad 25 marzo, 2017 en 2:12 am - Responder

    Aquí en Venezuela, preparamos el tomate entero en almíbar, también perfumado con clavitos de olor, y ya casi al final de la cocción, le agregamos unas hojas de gelatina roja, ablandada un rato antes, en agua a temperatura ambiente. También acompañamos algunos quesos. No le ponemos jugo de limón, porque de por sí, los tomates tienen su acidez. Los utilizamos que estén bien rojos, pero con la pulpa firme.

Deje su comentario