Cómo hacer trufas de praliné con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:25+00:00 27 marzo, 2012|Postres y Dulces|Sin comentarios

Las trufas son un dulce clásico muy fácil de hacer con Thermomix, puesto que consisten básicamente en nata líquida con chocolate, al igual que la ganache de la que ya hablamos en este truco anterior. Hoy os traemos unas deliciosas trufas de praliné en las que podemos emplear el praliné de avellanas que preparamos en este otro truco.

Estas trufas tienen todo el sabor de la avellana no solo por el praliné, sino por el añadido de un licor de avellana que potencia su sabor.

Ingredientes

100 gr. de nata líquida para montar, 30 gr. de licor de avellana Frangelico u otra marca, 300 gr. de chocolate con leche fondant, 100 gr. de chocolate amargo fondant, 60 gr. de mantequilla, 70 gr. de praliné de avellanas.

Elaboración

Pesa los chocolates, pártelos en trozos y reserva. Prepara un molde bajo en el que quepa la mezcla con una altura de unos 2-3 cm, aproximadamente. Fórralo con plástico de cocina para luego poder extraer fácilmente la trufa. No es esencial que el espesor sea este, solamente es para facilitar el corte de las trufas a un tamaño adecuado posteriormente.

Vierte la nata líquida en el vaso, junto con el licor. Programa 3 minutos a 90 °C y velocidad 3, para calentar la mezcla.

Añade a continuación los chocolates troceados y la mantequilla. Programa 1 minuto a velocidad 4 para que se derrita todo. Si al finalizar el tiempo no se hubiesen derretido bien los chocolates, programa algunos segundos adicionales.

Agrega el praliné de avellanas a la mezcla derretida y programa 15 segundos a velocidad 5 para que quede homogéneo. Vierte de inmediato en el molde, ayudándote con la espátula, y alisa la superficie para que quede de una altura más o menos homogénea. Deja enfriar por completo y mételo a reposar en el frigorífico toda la noche.

Al día siguiente, corta la mezcla en cubos que puedes moldear entre las palmas de las manos en forma de bolita. Si se derriten demasiado, los puedes moldear envueltos en plástico de cocina. Reboza las bolitas en más praliné de avellanas o en cacao en polvo esparcido en un plato. Colócalas en cápsulas de bombones.

Consejos

Estas trufas se deben conservar en el frigorífico por su contenido en lácteos, aunque aguantan perfectamente una semana en un recipiente hermético. Por otro lado, admiten perfectamente la congelación, por lo que se pueden hacer en cierta cantidad y congelar hasta el momento de la degustación. Basta con sacarlas con cierta antelación y dejarlas en el frigorífico.

Las trufas de praliné de avellanas no solo son un dulce casero delicioso, sino que resultan fantásticas para regalar, bien presentadas en cápsulas de bombones dentro de algún envoltorio atractivo, como una caja metálica.

No hay comentarios

  1. Sisi 27 marzo, 2012 en 8:24 pm - Responder

    qué es praliné de avellana? Se compra o se hace?

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad