Cómo hacer bizcochos de soletilla con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:26+00:00 8 marzo, 2012|Repostería|Sin comentarios

En nuestra serie de básicos de la repostería, donde ya hemos hablado del bizcocho genovés y de la ganache montada, por poner ejemplos recientes, nos toca hoy otro tipo de bizcocho básico y que resulta muy fácil de hacer con nuestro Thermomix: el bizcocho de soletilla. Este tipo de bizcocho esponjoso consiste sencillamente en un merengue al que se le añaden las yemas y la harina.

Los bizcochos de soletilla son una preparación muy versátil, que sirve no solamente para tomar solos, sino para preparar múltiples dulces con ellos, desde el tiramisú a las vistosas carlotas.

Ingredientes para 18-20 soletillas

4 claras de huevo, 3 yemas, 1 pellizco de sal, 100 gr. de azúcar corriente (y 20 gr. más para espolvorear los bizcochos), 50 gr. de harina de repostería, 50 gr. de almidón de maíz (Maizena)

Elaboración

Empieza por separar cascar los huevos y separar las claras de las yemas. Reserva la yema sobrante para otra preparación, pero ten en cuenta que no se debe congelar, sino usar cuanto antes. Pesa y tamiza las harinas, y reserva.

Pon el horno a calentar a 200 °C con calor de solera solamente, pues el aire puede resecar los bizcochos excesivamente.

Pon la mariposa en el vaso y añade las claras, junto con el pellizco de sal. Programa 5 minutos a velocidad 3 ½ para montar las claras. Cuando empiecen a tomar cuerpo, empieza a añadir poco a poco el azúcar por el bocal, hasta terminarlo.

Pasa el merengue a una ensaladera grande y añade las yemas de huevo batidas, mezclando con una espátula con movimientos envolventes. Agrega a continuación las harinas tamizadas y sigue mezclando con cuidado para que el merengue no se baje. Deshaz los grumos con cuidado.

Prepara una manga pastelera con boquilla redonda y grande. Con la misma espátula pasa la mezcla a la manga. Prepara dos bandejas de horno con papel de hornear y forma los bizcochos, de una longitud aproximada de 10 cm. Deja espacio entre ellos pues crecen al cocerse. Espolvoréalos con algo más de azúcar y mételos en el horno caliente.

Hornea entre 12 y 14 minutos, hasta que estén ligeramente dorados. Saca las bandejas, despégalos con cuidado del papel y colócalos en una rejilla.

Consejos

Estos bizcochos de soletilla son muy fáciles de hacer, y el merengue y su reducido tamaño garantizan que suban perfectamente y no se hundan después. A los más pequeños de la casa les encantarán estos bizcochos de soletilla si los rellenáis con crema de chocolate y avellanas a modo de bocadillo.

No hay comentarios

  1. mari carmen 8 marzo, 2012 en 5:55 pm - Responder

    Buenísimos, te han quedado divinos…yo ya los hice hace tiempo y tengo que volver a repetirlos, pues están tremendos
    besotes

  2. kisa 8 marzo, 2012 en 6:08 pm - Responder

    Te quedaron estupendos!!
    mil besossss

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad