Cómo hacer bizcocho de almendra francés o succés con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:27+00:00 21 febrero, 2012|Repostería|Sin comentarios

Os traemos hoy una preparación tradicional de la repostería francesa, un bizcocho de almendra o succés. En realidad se trata de un dulce a medio camino entre el bizcocho y el merengue de almendra, puesto que solamente lleva una pequeña proporción de harina. Este bizcocho no se utiliza solo, sino que sirve para montar pasteles de diversos tamaños y con distintos rellenos. También se llama succés al propio pastel, compuesto por dos discos de este tipo de merengue-bizcocho, relleno de crema de praliné.

En el próximo truco os explicaremos cómo preparar una deliciosa ganache de chocolate para rellenar estas placas de bizcocho.

Ingredientes para unos 15 discos de 10 cm

6 claras de huevos medianos, 150 gr. de azúcar glas, 30 gr. de harina de repostería, 150 gr. de almendra molida, 1 pizca de sal.

Elaboración

Separa las claras de los huevos y resérvalas. Aparta 30 gr. del azúcar glas y reserva también.

Muele la almendra si no la has comprado molida. Pon las almendras en el vaso junto con el azúcar glas restante y programa 1 minuto a velocidad 6. Remueve con la espátula y comprueba que esté todo bien molido, si no es así, programa unos segundos más. Saca la mezcla a un recipiente y limpia bien el vaso para montar las claras a continuación. Añade la harina a la mezcla de almendra y azúcar, y tamízalo todo bien en un bol grande.

Mientras, pon el horno a calentar a 200 °C si es convencional, o a 180 °C si es de aire. Prepara un par de hojas de papel de hornear para formar los discos de bizcocho. Te aconsejamos pintar círculos del tamaño deseado con un vaso para guiarte y así hacerlos todos del mismo tamaño. Deja una separación mínima de 2 cm entre los círculos, ya que los discos se expanden ligeramente.

Coloca la mariposa en el Thermomix. Pon las claras, los 30 gr. de azúcar reservados y el pizco de sal en el vaso limpio y programa 5 minutos a velocidad 3 ½, hasta que estén montadas a punto de nieve bien duro. Con la espátula, pasa el merengue al bol con las almendras, la harina y el azúcar tamizados. Mezcla bien con movimientos envolventes e intentando que el merengue no se baje en exceso. Ayudándote con la espátula o con una cuchara grande, pasa la mezcla a una manga pastelera con boquilla lisa y grande.

Empezando desde el exterior, forma los discos en espiral con la manga, terminando en el centro. La mezcla fluye bastante bien con la boquilla grande, así que se forman rápidamente. Introdúcelos de inmediato en el horno, poniendo los papeles de hornear sobre bandejas. Hornea los discos 8-9 minutos, no deben dorarse en exceso. Una vez hechos, pasa los papeles a una rejilla para que se enfríen bien.

Cuando estén fríos, dale la vuelta al conjunto del papel con los discos pegados y ponlo sobre la encimera; despega el papel de hornear con cuidado. Es más fácil despegar el papel en esta posición que intentar despegar los discos del papel, pues son bastante frágiles.

Consejos, degustación

Estos discos de bizcocho se congelan muy bien, teniendo la precaución de colocar algo que los separe, pues la parte inferior queda algo pegajosa. Se pueden poner pedazos de papel de hornear entre ellos e introducirlos en una bolsa de plástico hermética.

Estos discos de bizcocho de almendras francés o succés se pueden rellenar con diversas cremas, pastelera, de mantequilla, o incluso con ganache de chocolate, cuya preparación veremos en el próximo truco, para obtener así elegantes pasteles individuales. Esta preparación se puede utilizar también para formar dos discos grandes para una tarta.

No hay comentarios

  1. Joana 22 febrero, 2012 en 8:09 am - Responder

    Está genial!! Gracias por la receta, que es muy versátil y nos permitirá hacer diferentes presentaciones.
    Bss

Deje su comentario