Cómo hacer pasta para rebozados con cerveza con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:30+00:00 8 diciembre, 2011|Técnicas básicas|Sin comentarios

Son bien conocidas las ventajas que presenta el Thermomix a la hora de elaborar masas fermentadas amasadas, como las de panes, pizzas y bollos dulces. Pero también resulta muy útil para otro tipo de masas fermentadas, como es el caso de la preparación que os traemos aquí, una pasta para rebozar que debe levar ligeramente. Os enseñamos cómo elaborar con el Thermomix una pasta para rebozado con cerveza, fermentada con levadura de panadero, excelente para el rebozado de pescados y mariscos, pues queda crujiente y dorada.

Ingredientes

250 gr. de cerveza corriente, 1 cucharadita de levadura rápida de panadero, 160 gr. de harina normal, 50 gr. de Maizena, 1 cucharadita de sal, 10 gr. de agua.

Elaboración

Añade y pesa en el vaso todos los ingredientes de la lista, excepto el agua. Programa 10 segundos a velocidad 4 para mezclar bien la pasta. Obtendrás una papilla espesa. Tapa bien el Thermomix y deja fermentar la masa de 2 a 3 horas. Al cabo de ese tiempo la pasta debe estar burbujeante, aunque en exceso.

Para utilizarla, seca los pedazos de pescado o marisco que desees rebozar y pásalos por harina previamente. Pon a calentar una sartén con aceite de oliva a fuego medio fuerte. Añade el agua a la pasta y bate 3 segundos en velocidad 4, para que se fluidifique ligeramente la pasta.

Traslada la pasta de rebozar a un recipiente de boca más ancha, para manipular los trozos de alimento con más facilidad. Sumerge las porciones en la pasta de rebozar, hasta que se bañen bien. Pásalas a la sartén y fríe hasta que se doren. Sácalas a un plato con papel de cocina y no las amontones si quieres que se mantengan crujientes.

Consejos

La harina de maíz le aporta a esta pasta su calidad tan crujiente. El rebozado pierde parte de su punto crujiente cuando empieza a enfriarse, así que te aconsejamos consumir el alimento en cuestión de inmediato o mantenerlo caliente en la boca del horno, con el horno encendido a 100 °C. Comprobarás que este es un rebozado consistente, crujiente y con un punto de amargor que le aporta la cerveza.

Esta pasta para rebozado con cerveza resulta perfecta también para hacer aros de cebolla. Aunque la pasta de rebozar se debe consumir de inmediato, en el caso de los aros de cebolla es posible sofreír los aros sin dorarlos excesivamente, congelarlos después y recalentarlos en el horno cuando se desee.

No hay comentarios

  1. Vero 18 julio, 2012 en 2:33 pm - Responder

    Deliciosa grax por publicarla esta nas q rica !!

Deje su comentario