Cómo hacer masa quebrada de avellanas con Thermomix

Por | 2017-11-16T15:23:32+00:00 10 noviembre, 2011|Repostería|Sin comentarios

La masa quebrada clásica, que consiste fundamentalmente en una combinación de harina, mantequilla y agua, con la adición ocasional de azúcar e incluso huevo, admite sabrosas variaciones, como el añadido de frutos secos triturados. Los frutos secos le dan un sabor distinto y más profundo, y la convierten en una combinación ideal en tartas de frutos carnosos, como por ejemplo las tartas de manzana y pera.

En esta ocasión os presentamos una masa quebrada con avellanas, igual de sencilla de hacer con el Thermomix que una masa quebrada corriente. Las avellanas se deben añadir sin piel, para lo que es necesario tostarlas en el horno o usarlas ya tostadas.

Ingredientes para un molde redondo de 25-28 cm

30 gr. de azúcar, 30 gr. de avellana pelada, 210 gr. de harina de repostería, 130 gr. de mantequilla fría, 1/3 cucharadita de canela, 1 yema de huevo, 15 gr. de agua fría.

Elaboración

Pesa las avellanas. Tuéstalas en el horno a 150 °C si no están tostadas. Sácalas cuando empiecen a tostarse y déjalas enfriar ligeramente. Frótalas dentro de un paño para quitarles la piel. Reserva.

Pesa el azúcar y programa 3 segundos a velocidad 9 para pulverizarlo. Añade las avellanas ya frías (esto es importante, para que no se engrase la mezcla) y tritura otros 8-9 segundos a velocidad 8. Añade a continuación la harina, la canela y la mantequilla fría, cortada en taquitos. Programa 10 segundos a velocidad 6, debes obtener una mezcla arenosa.

Añade a continuación la yema y el agua fría. Programa 15 segundos a velocidad espiga, para que se amase. La masa se hará una bola. Sácala del vaso con la espátula, aplánala con la mano y envuélvela en film de plástico. Si la vas a usar en el mismo día, métela en el frigorífico al menos 2 horas. En esta etapa se puede congelar perfectamente bien envuelta en plástico.

Enharina bien la encimera y estira la masa con el rodillo hasta el tamaño requerido. Si se pega demasiado, significa que le falta harina y le puedes añadir más. Traslada la masa sobre el rodillo hasta el molde elegido y asiéntala. Recorta los bordes sobrantes y hornea en vacío 15-20 minutos, a 170-180 °C, hasta que empiece a dorarse.

Consejos

Esta masa se puede congelar una vez estirada y colocada en el molde, bien envuelta en film de plástico. Los frutos secos hacen que sea relativamente frágil, como una masa sablé, por lo que una vez horneada hay que manipularla con cuidado. Las avellanas se pueden sustituir por otros frutos secos, como almendras o nueces, aunque las avellanas le dan un aroma muy especial.

También admite la congelación después de hornear, dentro del propio molde y bien envuelta en film de plástico. Esto te permite hacer la base de una tarta con antelación, por ejemplo, el día anterior. Cuando quieras utilizar la base, no tienes más que sacarla del congelador, añadir el relleno y hornearla directamente.

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad