Cómo confitar con Thermomix, consejos de cocina

Por | 2017-11-16T15:23:36+00:00 31 mayo, 2011|Carnes|Sin comentarios

El confitado es una técnica muy adecuada para cocinar todo tipo de géneros, aunque se usa con preferencia para carnes, pescados de carne consistente, y todo tipo de aves y caza. En sentido estricto, se trata de una cocción prolongada a baja temperatura dentro de un medio graso, ya sea grasa de cerdo, de pato u oca, o incluso en aceite, sobre todo aceite de oliva virgen extra.

Las ventajas del confitado son muchas. La principal es que las materias primas cocinadas de esta guisa quedan muy jugosas, tiernas y sabrosas. Además, a la grasa del confitado podemos añadir aromas, sobre todo hierbas y especias, que potencian y matizan los sabores naturales.

Ventajas del Thermomix para el confitado

Thermomix es ideal para este tipo de técnicas de cocción, gracias al preciso control de temperaturas y tiempo, que nos permite alcanzar el punto justo. Normalmente, introduciremos en el vaso el género a confitar, mejor troceado en dados regulares de 2 centímetros, más o menos.

Luego procedemos a cubrir con el aceite o grasa, que debe cubrir por completo. Puedes añadir hierbas y especias. Luego se programa la cocción a 90º, velocidad cuchara con giro a la izquierda, el tiempo necesario, en función de la materia prima.

Las carnes de lomo de cerdo pueden necesitar al menos 35-40 minutos, aunque puede necesitar más tiempo. Las aves mucho menos, unos 20-25 minutos. Los pescados de carne firme, sobre todo el atún, requieren unos 15 minutos.

Lo mejor es dejar enfriar dentro del vaso y apartar. El confitado se puede servir frío o templado, con parte de su grasa, que servirá además como medio de conservación.

Hierbas, plantas y especias para el confitado

Una forma de realzar el sabor del género confitado es añadiendo hierbas, plantas y especias, frescas o secas. La lista es interminable, puedes usar pimienta, guindilla, clavos, canela, cominos, pimentón, ajos, cebolla, escalonias, apio, perejil, orégano, tomillo, menta, albahaca, romero, laurel, etc. Un poco de sal será necesaria igualmente.

Un tipo especial de confitado es el escabechado, al que le dedicaremos otro capítulo, ya que es una técnica similar pero con el añadido de vinagre, que potencia los sabores y ayuda a la conservación, muy usado sobre todo para pescados y mariscos, de la época en la que no existían los adelantos en la refrigeración que ahora disfrutamos.

No hay comentarios

  1. Esther 8 junio, 2011 en 9:03 am - Responder

    ¿Para cuándo la receta de esos mejillones en escabeche? Tienen una pinta fantástica y me gustaría hacérselos a mi marido y también a mi padre, ¡les encantan¡

  2. pepekitchen 8 junio, 2011 en 9:18 am - Responder

    Hola, Esther!! Ok, tomo nota, creo dedicaremos algunos artículos al escabechado, tanto de carnes como pescados y mariscos.

    Gracias por seguirnos, este es nuestro primer comentario 🙂

    Un saludo

    • Esther 10 junio, 2011 en 9:04 am - Responder

      Gracias¡¡ Quedo a la espera de ese post.

      Me alegro por lo del primer comentario, ya que además hace tiempo que sigo tu trabajo: empezó en el magnífico “Directoalpaladar”, y ahora sigo tu blog personal, he asistido a uno de los cursos que organizas en Benalmádena y hace poco he tenido la suerte de que me regalen una Thermomix y he llegado a este blog y apareces de nuevo¡¡¡ jjj
      Enhorabuena por tu prolífico trabajo.

      • pepekitchen 13 junio, 2011 en 6:58 pm - Responder

        Hola! Gracias, Esther, por seguir mi trabajo y mis cursos, espero que mi trabajo en estos blogs de Thermomix@ esté a la altura, no dudes en darme ideas y sugerencias 🙂

        Un abrazo.

  3. […] aceite de oliva virgen es especialmente adecuado para las verduras y hongos. Por eso, además de confitar carnes y pescados, hoy os enseñamos cómo confitar […]

Deje su comentario