Cómo hacer cheesecake sin horno y sin lactosa con Thermomix

Por | 2018-07-29T14:05:53+00:00 31 julio, 2018|Postres y dulces|Sin comentarios

Cómo me gustan estos postres clásicos en versión individual. Me parecen de lo más resultones sobretodo cuando se trata de presentarlos como colofón en un almuerzo con invitados o en una cena o incluso también en una mesa dulce que tanto se llevan ahora. Y además hoy os traigo la versión de la clásica cheesecake de queso sin horno sin nada de lactosa por lo que las personas con esta intolerancia van a poder disfrutar de uno de los postres más consumidos en hogares y restaurantes a lo largo de todo el mundo.

  • Preparación 20 min.
  • Espera 4 horas
  • Total 4 hrs. 20 min.
  • Raciones: 20 vasitos
  • 1 paquete de galletas sin lactosa
  • 75 gr. de mantequilla derretida sin lactosa
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 400 gr. de queso para untar sin lactosa y a temperatura ambiente
  • 350 gr. de nata para montar sin lactosa
  • 75 gr. de azúcar
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 50 ml. de leche sin lactosa caliente

Para la cobertura:

  • 1 bote de mermelada de frambuesas o fresas

Cómo hacer tarta de queso sin horno y sin lactosa

1

Introducimos en el vaso las galletas junto con la canela y la mantequilla derretida y programamos 15 seg/vel progresiva 5-7-10. Reservamos la mezcla en un bol y lavamos el vaso.

2

Con ayuda de una cuchara vamos rellenando la base de nuestros vasitos con una o dos cucharadas de la mezcla de galletas y lo aplastaremos ligeramente con la misma cuchara. Repetimos la operación con todos los vasitos y los dejamos reservados en la nevera hasta que tengamos listo nuestro relleno.

3

Hidratamos la gelatina en agua muy fría y vertemos en el vaso la nata, el azúcar y el queso crema. Colocamos la mariposa en las cuchillas y programamos 4 minutos/vel 3.

4

Calentamos ligeramente la leche y derretimos en ella la gelatina hidratada y escurrida. Con ayuda de un colador vertemos la gelatina sobre la mezcla de nata y queso y mezclamos bien todos los ingredientes con ayuda de la espátula.

5

Rellenamos los vasitos que teníamos reservados en la nevera con la mezcla de queso hasta 2/3 de su capacidad y los volvemos a guardar en la nevera durante 4 horas. Pasado este tiempo añadiremos una cucharadita de mermelada diluída en un poco de agua dentro de cada vasito. Decoramos con frutos rojos y servimos.

Algunas aclaraciones

Con estas mismas cantidades puedes hacer la misma versión de cheesecake haciendo el montaje en lugar de en los vasitos individuales, en un molde desmoldable de 23 cm.

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad