Cómo hacer pizza de cebolla y provolone en Thermomix

Desde hace mucho tiempo en casa instauramos la costumbre de cenar pizza todos los viernes. Para los pequeños es como una fiesta. Empieza el fin de semana y además ellos participan activamente en la elaboración de la pizza de principio a fin. Y es que pocas cosas son tan sencillas de hacer y sin embargo el resultado respecto a las pizzas que puedas comprar en un supermercado es radicalmente distinto. Me encanta ver sus caritas cuando la masa duplica su tamaño dentro del vaso de la Thermomix y me encanta verles rodillo en mano tratando de estirar la masa hasta darle la forma que cada uno quiere. Ya después viene el momento en el que cada uno aporta un ingrediente y al final acabamos probando todas las combinaciones posibles en cuanto a pizza se refiere. La pizza que os quiero mostrar hoy la descubrimos ya hace tiempo y es sin lugar a dudas una de las pizzas estrella de nuestras “fiestas” de los viernes.

  • Preparación 5 min.
  • Espera 40 min.
  • Cocción: 20 min.
  • Total 65 min.
  • Raciones: 6 personas
  • 200 g de agua
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal
  • 20 g de levadura prensada fresca
  • 400 g de harina panadera (50% floja, 50% fuerza)
  • 4 cucharadas de salsa de tomate (mejor si es casero)
  • Un paquete de queso mozzarella rallado
  • Una rodaja de queso provolone
  • 1 cebolla cortada en finas láminas
  • orégano seco

Cómo hacer pizza de cebolla y provolone

1

Ponemos en el vaso el agua y el aceite y programamos 1 min/37ºC/vel 4.

2

Ahora incorporaremos la levadura por el bocal y programamos 8 seg/vel 4.

3

En este momento incorporamos la harina junto con la sal y vamos a amasar todos los ingredientes juntos programando 1 min/vel espiga. Sin sacar la masa del vaso y con la tapa puesta, dejamos que duplique su tamaño durante aproximadamente 40 minutos.

4

Pasado el tiempo de levado, sacaremos con cuidado la masa y la colocaremos sobre una superficie ligeramente enharinada. Con ayuda de un rodillo la estiraremos hasta obtener el tamaño y la forma que más nos guste. Trasladamos la masa a una fuente de horno previamente forrada con papel de hornear.

5

Precalentamos el horno a 220ºC. Cubrimos toda la superficie de la masa con la salsa de tomate tomando la precaución de dejar 1 cm del borde sin colocar la salsa. Por encima de la salsa de tomate ponemos la mozzarella rallada y encima de ésta distribuiremos la cebolla cortada en láminas y el queso provolone previamente cortado en pequeños trozos. Espolvoreamos toda la superficie de la pizza con orégano seco y la introducimos en el hrono durante 20 minutos aproximadamente.

Algunas aclaraciones

Si quieres darle un toque de sabor y de color pon algunos tomatitos secos junto con el queso provolone o también puedes poner tomatitos cherry.

Con esta cantidad de masa puedes hacer una sola pizza grande o bien dividir la masa y hacer pizzas individuales que cada uno puede rellenar a su gusto

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad