Torta pascualina con acelgas y ricotta. Receta italiana con Thermomix

La torta pascualina es una receta típica de Semana Santa y es un símbolo de la cocina de la región de Liguria, en Italia. Es una tarta, normalmente salada, cocida al horno.

La torta pascualina tradicional se hace sólo con acelga pero también puedes utilizar espinacas o una mezcla de las dos. Ya sabéis hay tantas versiones de las recetas… y aunque ahora lo tradicional es encontrarla rellena con queso y huevos antiguamente sólo se usaban esos ingredientes para las grandes ocasiones.

Hoy en día es un plato típico que no sólo se come durante la Pascua sino que puedes encontrar habitualmente en las tiendas de comida de Génova y en general en toda la Liguria como podemos encontrar aquí en España la empanada.

 

Ingredientes:

Para la masa:

  • 500 gr. de harina;
  • 250 ml. de agua;
  • 50 ml. de aceite de oliva;
  • 10 gr. de sal

Para el relleno:

  • 500 gr. de acelgas (sólo la parte verde);
  • 100 gr. de cebolla;
  • 50 gr. de aceite de oliva;
  • 25 gr. de mantequilla;
  • 400 gr. de queso ricotta;
  • 50 gr. de queso parmesano rallado;
  • sal;
  • pimienta;
  • nuez moscada;
  • 4 huevos

Además necesitamos:

  • Un molde de 20-24 cm.;
  • un rodillo;
  • un pincel;
  • aceite para engrasar el molde y para engrasar las láminas de la masa

Preparación:

1. Ponemos los ingredientes de la masa en el orden que se indican en el vaso del Thermomix y mezclamos 30 segundos, velocidad 5. Seguidamente amasamos 1 minuto en posición vaso cerrado, velocidad espiga. Sacamos la masa del vaso y hacemos una bola, la colocamos en un bol y tapamos con film transparente. Reservamos.

2. Lavamos y limpiamos las hojas de las acelgas y las cortamos. Las colocamos en el recipiente Varoma. Reservamos.

3. Sin lavar el vaso ponemos 1 litro de agua y colocamos el Varoma en su posición. Programamos 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

4. Pasado el tiempo abrimos la tapa del Varoma con cuidado hacia el lado contrario al que nos encontramos con cuidado de no quemarnos. Reservamos las acelgas.

5. Lavamos y secamos bien el vaso del Thermomix y ponemos en él la cebolla cortada en trozos, el aceite y la mantequilla. Trituramos 5 segundos, velocidad 5.

6. Añadimos las acelgas reservadas y cocinamos 10 minutos, temperatura 120º, velocidad 1. (10 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1). Quitamos el cubilete para facilitar la evaporación.

7. Añadimos el queso ricotta, el queso parmesano rallado, la sal, la pimienta y la nuez moscada y mezclamos 30 segundos, velocidad 3. Reservamos en el propio vaso del Thermomix.

Precalentamos el horno a 180º

8. Partimos la masa en cuatro partes iguales (aproximadamente unos 200 gr. cada parte) y boleamos.

9. Cogemos una de las bolas y con ayuda de un rodillo extendemos bien hasta conseguir un círculo fino.

10. Engrasamos el molde con aceite con ayuda de un pincel (base y laterales) y colocamos sobre él el círculo de masa. Pincelamos la base y las paredes de la masa con aceite con ayuda de un pincel.

11. Extendemos la segunda de las bolas de masa y la colocamos sobre la primera masa.

12. Volcamos el relleno reservado sobre la doble masa y con ayuda de una cuchara hacemos los huecos donde vamos a poner los huevos cascados. Una vez hechos los huecos depositamos los huevos con cuidado no se rompan.

13. Extendemos la tercera bola de masa y la colocamos sobre el relleno. Pincelamos con aceite de oliva con ayuda de un pincel.

14. Finalmente extendemos la última de las bolas de masa y la colocamos sobre la anterior masa extendida.

15. Replegamos los bordes de la masa hacia el interior y terminamos pincelando de nuevo con aceite de oliva.

16. Horneamos 1 hora a 180º.

Deje su comentario