Pandoro Veronés hojaldrado. Receta italiana con Thermomix

Por | 2017-11-16T16:18:36+00:00 22 diciembre, 2015|Postres y dulces, Recetas de cocina|Sin comentarios

El pandoro es un dulce originario de Verona y junto con el panettone es una de las elaboraciones preferidas en Italia en éstas fiestas de Navidad.

El origen del pandoro parece estar en el siglo XIX que surge como una evolución del Nadalín, un dulce veronés.

Existen dos variantes del pandoro, el clásico y el hojaldrado y yo he empezado por elaborar el hojaldrado porque además de haber leído que era mucho más rico porque la miga que queda es muy esponjosa y porque era la receta que viene incluida en el Volumen II de Panadería y bollería.

Me ha costado un poco conseguir un buen pandoro, no lo voy a negar, no es una elaboración fácil, sobre todo para las personas impacientes como es mi caso :S La masa requiere muchos levados que aunque más o menos se indica el tiempo en la elaboración no son exactos pues no en todas las casas hay la misma temperatura ambiente.

Para ayudar a subir la masa he cubierto el vaso del Thermomix con una manta, sí, habéis leído bien, con una manta bien calentita 😀

La harina que he utilizado contiene un 13% de proteína y la levadura la fresca de panadería, con la seca no he conseguido un buen resultado.

Por cierto, lee bien un par de veces la receta antes de comenzar con ella 😉

Ingredientes:

Masa madre

20 gr. de agua mineral templada

5 gr. de levadura fresca prensada desmenuzada;

10 gr. de azúcar;

60 gr. de harina de fuerza;

1 yema de huevo a temperatura ambiente

Primer amasado:

5 gr. de levadura fresca prensada desmenuzada;

1 cucharada de agua mineral templada;

40 gr. de harina de fuerza;

10 gr. de mantequilla a temperatura ambiente;

1 huevo a temperatura ambiente (60 gr);

10 gr. de azúcar;

Segundo amasado:

100 gr. de harina de fuerza;

10 gr. de azúcar;

1 huevo a temperatura ambiente (60 gr);

20 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

Tercer amasado:

200 gr. de harina de fuerza;

90 gr. de azúcar;

2 huevos a temperatura ambiente;

1/2 cucharadita de sal;

1 cucharada de azúcar vainillado

Hojaldrado y formado:

120 gr. de mantequilla muy fría;

azúcar glas vainillado

Además necesitaremos:

film transparente;

papel de hornear;

rodillo;

aceite desmoldante;

molde de pandoro de 3 litros;

rejilla;

Preparación:

Masa madre:

1. Ponemos en el vaso del Thermomix todos los ingredientes en el orden que se indican y mezclamos 30 segundos, velocidad 3. Dejamos reposar en el vaso hasta que doble su volumen. (más o menos una hora).

Primer amasado:

2. Añadimos en el vaso del Thermomix todos los ingredientes del primer amasado en el orden que se indica y mezclamos 30 segundos, velocidad 3 y amasamos 2 minutos, posición vaso cerrado, velocidad espiga. Dejamos reposar la masa en el vaso hasta que doble su volumen (más o menos una hora).

Segundo amasado:

3. Añadimos en el vaso del Thermomix todos los ingredientes del segundo amasado en el orden que se indica y mezclamos 30 segundos, velocidad 4 y amasamos 4 minutos, posición vaso cerrado, velocidad espiga. Dejamos reposar la masa en el vaso hasta que doble su volumen (más o menos 1 y 1/2 – 2 horas).

Tercer amasado:

4. Añadimos en el vaso del Thermomix todos los ingredientes del tercer amasado en el orden que se indica y mezclamos 30 segundos, velocidad 6 y amasamos 5 minutos, posición vaso cerrado, velocidad espiga.

5. Retiramos la masa a un bol engrasado con mantequilla y cubrimos con papel film transparente y dejamos en un sitio cálido hasta que doble su volumen (más o menos 1 y 1/2 – 2 horas).

6. Una vez que ha doblado el volumen metemos en el frigorífico 1 hora.

Hojaldrado y formado:

7. Mientras vamos a preparar una plancha con la mantequilla. Para ello, en una hoja de papel de hornear vamos a envolver y extender la mantequilla. Reservamos en el frigorífico hasta que vayamos a usarla.

8. Espolvoreamos ligeramente la encimera con harina y con la ayuda de una espátula ponemos la masa en un bloque sin rasgarla.

9. La aplastamos ligeramente para sacar el aire y con ayuda del rodillo formamos un rectángulo de más o menos 20×30 cm. Colocamos en el centro la plancha de mantequilla y la cubrimos con la masa sellándola bien.

10. Estiramos la masa con el rodillo y volvemos a plegar en tres como un tríptico. La envolvemos en un plástico y dejamos enfriar durante 30 minutos en el frigorífico.

11. Volvemos a poner la masa sobre la encimera enharinada con el pliegue de la masa hacia la derecha. Estiramos de nuevo hasta formar de nuevo un rectángulo de 20×30 cm. Volvemos a plegarla en tres como un tríptico. Volvemos a envolver en un plástico y de nuevo al frigorífico durante 30 minutos.

12. Repetimos el proceso una tercera vez. Ponemos la masa sobre la encimera enharinada con el pliegue de la masa hacia la derecha y estiramos de nuevo hasta formar un nuevo rectángulo de 20×30 cm. Volvemos a plegar en tres como un tríptico.

13. Engrasamos el molde con aceite desmoldante o mantequilla. Formamos una bola con la masa resultante con las manos engrasadas y la colocamos dentro del molde con la parte lisa abajo. Dejamos reposar en un lugar cálido hasta que la masa asome por la parte superior (más o menos 4 horas).

Precalentamos el horno a 180º

14. Horneamos a 160º con calor por abajo durante 35-40 minutos. Si ve que se dora mucho por arriba cubrimos con papel de aluminio.

15. Retiramos del horno y dejamos templar 10 minutos. Volcamos sobre una rejilla para desmoldar. Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glas vainillado.

Buen provecho!

Deje su comentario