Pan de muerto. Receta mexicana con Thermomix

Por | 2017-11-16T16:18:13+00:00 29 octubre, 2015|Panes y repostería, Recetas de cocina|2 Comentarios

El pan de muerto es un pan típico que se elabora en México para celebrar una de las más importantes fiestas del año en México, el día de los difuntos, que en México se celebra con gran devoción e incluso alegría.

Es habitual preparar un pan y ofrecerlo y regalarlo a parientes y amigos.

Existen tantas recetas como familias hay en México y la forma del pan también varía. Hoy me he querido quedar con la forma más tradicional: Una bolita en el medio que representa el cráneo y dos tiras entrecruzadas que simulan los huesos.

Elaborar éste pan es un poco tedioso porque requiere varios levados pero os aseguro que el resultado bien merece la pena.

Ingredientes:

500 gr. de harina de fuerza;

1 cucharadita de levadura seca de panadería;

1 cucharadita de sal;

130 gr. de azúcar;

2 huevos;

120 gr. de leche;

ralladura de piel de naranja;

un chorrito de agua de azahar;

100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente;

Para decorar:

1 huevo batido;

azúcar al gusto

Preparación:

1. Ponemos todos los ingredientes en el vaso del Thermomix ® en el orden que se indican excepto el huevo y el azúcar para decorar y mezclamos 30 segundos, velocidad 5.

2. Con el selector en posición vaso cerrado programamos 10 minutos, velocidad espiga. Dejamos reposar la masa 15 minutos dentro del vaso.

3. Volvemos a programar 10 minutos, velocidad espiga, posición vaso cerrado. Dejamos reposar la masa hasta que doble su volúmen.

4. Desgasificamos la masa programando 1 minuto, velocidad espiga. Sacamos la masa sobre la encimera y partimos en dos (1/3 y 2/3)

5. Con la parte grande formamos una bola bien redonda. Reservamos.

6. Con la parte pequeña hacemos otras tres partes. Con una de ella formamos una bola y con las otras formamos unas tiras que serán como los huesos que cruzan el bollo.

7. Dejamos fermentar en torno a 30 minutos de forma separada cada una de las partes del pan bien tapadas con un paño limpio y seco.

8. Montamos el pan con cuidado. Colocamos la bola grande y sobre ésta en forma de cruz las tiras. En medio de la bola grande y donde cruzan las tiras colocamos la bola pequeña. Dejamos que fermente un poco más bien tapado con un paño limpio y seco.

Precalentamos el horno a 200º

9. Pincelamos con huevo batido y espolvoreamos con azúcar.

10. Introducimos al horno y horneamos de 30-40 minutos a 180º. Si vemos que se dora mucho por arriba colocamos un papel de aluminio por encima para que no se queme.

Buen provecho!

2 Comentarios

  1. Rober 29 octubre, 2015 en 12:50 pm - Responder

    Exquisito. No se puede decir otra cosa

  2. Rober 29 octubre, 2015 en 12:50 pm - Responder

    Exquisito

Deje su comentario