Cómo preparar Pavlova. Receta de Neozelandesa con Thermomix

Por | 2017-11-16T16:18:51+00:00 29 julio, 2014|Postres y dulces|1 comentario

La Pavlova es un postre elaborado con merengue y frutos rojos, en éste caso hemos utilizado fresas.

Recibe su nombre en honor a la bailarina rusa de inicios del siglo XX Ana Pavlova y aunque su orígen está discutido entre Nueva Zelanda y Australia parece ser que la primera publicación de la receta fue en un libro neozelandes.

Sea de donde fuere, lo que está claro es que el bocado de una pavlova es algo exquisito, crujiente por fuera y cremoso por dentro que se funde en la boca en cuanto le das un bocado.

Ingredientes:

5 claras de huevo;

200 gr. de de azúcar blanquilla;

50 gr. de maizena (fécula de maíz);

1/2  cucharadita de zumo de limón;

Para la cobertura

300 ml. de nata para montar;

50 gr. de azúcar glas;

250 gr. de fresas limpias y cortadas por la mitad

Preparación:

1. Montamos las claras a punto de nieve. Colocamos la mariposa en el vaso del Thermomix y añadimos las claras de huevo, cuando estén montadas añadimos el azúcar. Programamos 3 minutos, velocidad 3 y 1/2, temperatura 37º (si hemos sacado los huevos directamente del frigorífico), si están a temperatura ambiente no hace falta que programemos temperatura.

2. Añadimos la maizena y el zumo de limón y programamos 1 minuto más a la misma velocidad.

3. Preparamos un papel de hornear y dibujamos un círculo de unos 20 cm con ayuda de un plato. Damos la vuelta al papel y lo disponemos sobre una bandeja de horno. Ponemos el merengue en el medio y con una espátula extendemos dentro del círculo. Dejamos un hueco en el centro como si fuese un nido.

4. Horneamos 5 minutos a 180º y 1 hora y 15 minutos a 100º. Abrimos la puerta del horno y dejamos que se enfríe el merengue directamente en él.

5. Para el relleno montamos la nata, para ello colocamos la mariposa en el vaso del Thermomix y volcamos la nata bien agitada en él. Programamos velocidad 3 y 1/2 sin tiempo. Hemos de estar pendientes hasta ver que la nata haya montado porque si nos pasamos de tiempo lo convertimos en mantequilla.

6. Ponemos la nata encima del merengue y sobre la nata las fresas. Comer inmediatamente.

Buen provecho!

Un comentario

  1. Elsa Morató 1 enero, 2018 en 2:41 pm - Responder

    Genial receta. Una variante q hice fue dibujar una corona con circulos pequeños, y así resulta más fácil a la hora de servir, quedán individuales y puedes variar la fruta por si hay alguna persona q no le guste la fresa. Elsa Morató Domínguez. Delegación Vic

Deje su comentario