Focaccia de Liguria con hierbas aromáticas, receta italiana con Thermomix

Por | 2017-11-16T16:18:59+00:00 10 julio, 2013|Panes y repostería|Sin comentarios

Seguimos aprovechando las ventajas de nuestro Thermomix para elaborar masas caseras, como la de esta focaccia típica de Liguria, una receta tradicional aromatizada intensamente con el añadido de hierbas aromáticas, salvia, romero y tomillo.

Si es posible usa las hierbas frescas, que aportarán el máximo de aromas a esta masa de pan enriquecida con aceite de oliva virgen extra. A diferencia de la masa de pizza, la focaccia deberá someterse a dos fermentaciones, para conseguir una masa ligera, esponjosa y crujiente.

Ingredientes, para una focaccia grande

500 gr harina de trigo (panificable o de fuerza), 5 gr. levadura seca de panadero, 30 gr aceite de oliva virgen extra, 250 gr. agua, 10 gr sal fina, 1 cucharada de salvia, 1 cucharada de romero, 1 cucharadita de tomillo, sal gorda y aceite de oliva virgen extra, para decorar.

Elaboración

Introduce en el vaso las hierbas, triturando fino, con 2-3 golpes de turbo (retira los troncos o partes duras, si las hay). Añade el agua, el aceite, la harina, la sal y la levadura, en este orden (cuidando que no se toquen la levadura y la sal al añadirlas). Amasa 8 minutos a velocidad espiga, hasta que quede una masa ligera.

Tapa el vaso con un trapo grueso, sin quitar de la máquina, y deja fermentar 45-50 minutos, o hasta que la masa doble su volumen (debe llegar hasta el nivel de la tapa). El tiempo dependerá de la temperatura ambiente, si hace mucho calor el tiempo se puede acortar. En invierno puede tardar una hora o incluso más.

Pasa la masa a la mesa, un poco enharinada. Coloca la masa sobre una bandeja de horno, ligeramente aceitada, estirando con la mano hasta darle el grosor deseado, de un centímetro más o menos. Riega con dos-tres cucharadas de aceite de oliva, espolvorea con un poco de sal gruesa y deja fermentar unos 40 minutos, en sitio cálido, hasta que suba bastante.

Hornea en horno precalentado a 200ºC unos 15-20 minutos, o hasta que la masa esté bien cocida y la superficie empiece a dorarse. Aparta y deja reposar sobre rejilla. Sirve templada o fría, acompañando los antipasti, entrantes a base de jamón, queso y embutidos.

Deje su comentario