Madeira cake, receta inglesa con Thermomix

Por | 2017-11-16T16:19:02+00:00 10 abril, 2013|Panes y repostería|Sin comentarios

El Madeira cake o bizcocho de Madeira es un bizcocho tradicional del Reino Unido cuyas primeras recetas datan del siglo XVIII, que debe su nombre a que en su origen se servía acompañado de vino de Madeira, de moda en aquella época. En la actualidad se sirve con el té inglés y es un bizcocho ligero a la vez que firme, resultado de su método de elaboración.

La esponjosidad del Madeira cake se debe a que se prepara batiendo la mantequilla con el azúcar, para airearla. Esta técnica la explicamos hace algún tiempo en nuestra receta básica para cupcakes y es uno de los métodos que tradicionalmente se usan para conseguir una masa de bizcocho aireada.

Ingredientes

240 gr. de mantequilla ablandada, 200 gr. de azúcar corriente, ralladura de 1 limón y su zumo, 4 huevos medianos, 300 gr. de harina,  1 cucharadita de levadura, ¼ cucharadita de bicarbonato sódico, 1 pellizco de sal.

Elaboración

En primer lugar, ten la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se haya ablandado y ceda al apretarla con el dedo. Cuidado con las temperaturas excesivamente cálidas, porque no debe empezar a derretirse. Como te explicamos cuando preparamos los cupcakes, la mantequilla tiene que estar blanda, pero no en exceso, no tiene que llegar al punto de pomada.

Pesa la harina, añade el bicarbonato, la sal y la levadura, y tamízala. Reserva.

Ralla la piel del limón y extrae el zumo. Reserva.

Pon el horno a calentar con antelación a 170° (con aire) o 190° (sin aire).

Agrega el azúcar al vaso y tritura 10 segundos a velocidad 9. Añade entonces la ralladura de limón y vuelve a triturar otros 10 segundos a velocidad 9.

Pon la mariposa en el vaso y agrega la mantequilla blanda; programa 8 minutos a velocidad 3 ½-4. Al batir la mantequilla con el azúcar lo ideal es que la temperatura ambiente no sobrepase los 21 °C, pues la mantequilla se derretiría y no se esponjaría el batido. Hay que estar atento a su aspecto, que debe mantenerse mate e ir adquiriendo un color claramente blanquecino. Si ves que la mezcla está brillante y parece un poco derretida, para la máquina y mete el vaso con la mezcla 10 minutos en el frigorífico; ten en cuenta que la propia acción de batir también hace subir la temperatura de la mezcla. Sigue batiendo, pero vuelve a refrigerar el vaso tantas veces como creas necesario hasta conseguir un batido esponjado y blanquecino.

Añade un huevo y conecta la máquina 1-2 segundos a velocidad 3 ½, igual que para montar la mantequilla, hasta que se mezcle. A continuación, agrega 2 cucharadas de harina y vuelve a conectar 1-2 segundos a velocidad 3 ½. Repite esta operación hasta acabar los huevos y la harina. Obtendrás una masa densa, blanquecina y esponjada. Añade el zumo de limón y mezcla de la misma manera.

Pasa la mezcla a  un molde rectangular forrado de papel de hornear y alisa la superficie con la espátula. Mete el bizcocho en el horno a nivel bajo y hornea 55-60 minutos. A partir de los 50 minutos vigila que no se tueste demasiado la superficie. Prueba con una brocheta si el Madeira cake está hecho y sácalo, tira del papel para desmoldarlo y deja que se enfríe sobre rejilla.

 

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad