Rosetas de miel, receta de Canadá con Thermomix

Por | 2017-11-16T16:19:04+00:00 27 febrero, 2013|Postres y dulces|2 Comentarios

Las rosetas de miel son unas rosquillas de masa choux típicas de la provincia canadiense de Quebec, aunque también muy conocidas en los Estados Unidos con el nombre de crullers franceses. Su origen se encuentra en Alemania y en los emigrantes alemanes que llegaron a estos países en el siglo XIX. Como todas las preparaciones de masa choux, son ligeras y aireadas.

Como ya sabemos, la masa choux se prepara con toda facilidad en nuestro Thermomix y estas rosquillas no son una excepción.

Ingredientes

Masa: 150 gr. de harina de repostería, 250 gr. de agua, 15 gr. de azúcar, ¼ cucharadita de sal, 100 gr. de mantequilla, 3 huevos y 1 clara, aceite para freír (girasol u oliva, a tu gusto).

Baño de miel: 150 gr. de azúcar glas, 1 cucharada de miel, 3-4 cucharadas de agua.

Elaboración

Pesa la harina y resérvala.

Pon en el vaso del Thermomix el agua, el azúcar, la sal y la mantequilla, y programa 5 minutos, 100° y velocidad 3, hasta que la mezcla hierva. El agua debe hervir para escaldar debidamente la harina.

Echa de golpe la harina y programa 20 segundos, velocidad 4. Baja el vaso de la máquina y deja templar la mezcla unos minutos, para que no cuaje los huevos que añadiremos a continuación.

Cuando la masa haya templado un poco, programa velocidad 4 sin tiempo y ve añadiendo los huevos cascados, uno a uno, y esperando cada vez a que el huevo esté bien absorbido. Añade por último la clara y continúa batiendo hasta que se absorba.

Pasa la masa a una manga pastelera con una boquilla rizada grande. Deja enfriar unos minutos.

Mientras tanto, prepara unos trozos de papel cuadrados para formar las rosetas sobre ellos y pasarlas con facilidad al aceite. Úntalos de aceite. Pon aceite a calentar en una sartén pequeña, suficiente para que las rosquillas puedan flotar, a fuego medio-alto.

Cuando la masa esté templada, forma las rosetas con la manga sobre los papeles.  Échalas en el aceite, dándole la vuelta al papel; verás que se desprenden sin dificultad. Fríe las rosetas hasta que estén bien doradas; prueba primero con una roseta, fríela y sácala a una rejilla para que se enfríe: no debe hundirse, sino conservar perfectamente su forma.

Forma y fríe todas las rosetas, y déjalas enfriar sobre una rejilla. Mientras tanto, prepara el glaseado, mezclando todos los ingredientes en un bol y mezclando con un tenedor. Cuando las rosetas estén frías, báñalas por una cara en el glaseado y ponlas a escurrir otra vez sobre la rejilla, hasta que el glaseado esté seco. Aunque sea menos genuino, también puedes glasear las rosetas de miel con chocolate.

Las rosetas de miel, como casi todos los dulces fritos, están en su punto el mismo día que se hacen, aunque se pueden congelar sin el glaseado.

 

2 Comentarios

  1. PIlar Vazquez Alfaro 24 septiembre, 2013 en 9:45 am - Responder

    BUENOS DIA SOIS FORMIDABLES Y YO CON MI ROBOT ESTOY SUPER CONTEMTA PERO TEMGO UN PROBLEA CON LA PAGINA TERMOMIX CON LA CONTRASENA NO SE SO ME PODEIS AYUDAR PERO HOS DESEO QUE TENGAIS UN DIA FELIZ

  2. PIlar Vazquez Alfaro 24 septiembre, 2013 en 9:47 am - Responder

    Todo esta buenisimo y nos dais unas idead formidables

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad