Pannekoeken, crepes holandeses con Thermomix

Por | 2017-11-16T16:19:17+00:00 8 agosto, 2012|Huevos y tortillas|Sin comentarios

La cocina holandesa es sencilla y poco elaborada, y estos pannekoeken son uno de los platos más populares, existiendo incluso restaurantes especializados en los que se sirven a todas horas, ya sea con rellenos dulces como salados. Son muy apreciados en los desayunos y meriendas, o para el almuerzo, que suele ser muy ligero en este país.

Los pannekoeken, crepes holandesas con Thermomix, son muy fáciles de hacer, y el secreto está en el relleno que elijamos, que puede ser bacon fresco, o bien queso o verduras. Además, a la hora de servirlos se suelen acompañar con un sirope espeso, muy del gusto holandés.

Ingredientes

Para la masa: 250 gr. harina, 2 huevos, 600 cc. leche entera, 1 cucharadita de azúcar vainillado, 1 cucharadita de levadura royal, una pizca de sal.

Mantequilla o aceite, para la plancha.

Relleno: 150 gr. bacon en lonchas, o 150 gr. queso en lonchas (Gouda o Edam)

Elaboración

Introduce en el Thermomix, con la mariposa puesta, las claras de huevo, reservando las yemas aparte. Bate a velocidad 3 ½ hasta que monten bien las claras, a punto de nieve fuerte, algo más de un minuto.

Añade las yemas, la sal y el azúcar vainillado por la tapa, removiendo a velocidad 1 unos 20 segundos.

Retira la mariposa y añade la leche y la harina, con la levadura, mezclando a velocidad 4 unos segundos, hasta que quede una masa lisa y sin grumos. Aparta a un bol y deja reposar 20 minutos.

Calienta una sartén antiadherente o crepera, y saltea dos tiras de bacon a fuego medio, y antes de que se doren añade una pizca de aceite o mantequilla, y cubre con un par de cucharones de masa, dependiendo del grosor que queramos conseguir.

Deja cocer hasta que quede dorada por una cara y casi cocida por arriba, y da la vuelta despegando los bordes con una espátula. Deja cocer por la otra cara medio minuto y sirve al momento.

Consejos, degustación

Se sirven al momento, recién hechos, estos pannekoeken, crepes holandesas con Thermomix, sin doblar, y se acompañan con un poco de sirope. Conviene que no sean muy delgados, se parecen más a los pancakes que a los crepes. Si quieres una versión diferente puedes servirlos con queso rallado, o en versión dulce, sin bacon, con frutas o mermelada. Esta receta rinde unos 6 pannekoeken grandes.

Deje su comentario