Buñuelos de lentejas con salsa de tomate, receta griega con Thermomix

Por | 2017-11-16T16:19:34+00:00 30 noviembre, 2011|Legumbres y verduras|Sin comentarios

Las recetas con legumbres son muy populares en Grecia, al igual que por todo el Mediterráneo. Estos sabrosos buñuelos de lentejas con salsa de tomate se elaboran con lentejas muy deshechas, condimentadas con ajonjolí y menta, y se degustan mojados en salsa de tomate.

Las legumbres son un alimento básico en toda Grecia, pero los isleños son precisamente quienes más recetas de legumbres han desarrollado a lo largo de los siglos. En lo que respecta a las lentejas, son especialmente célebres las lentejas de la isla de Santorini.

Ingredientes, 4 personas

Para las lentejas: 200 gr. de lentejas, 100 gr. de cebolla, 50 gr. de aceite, 500 gr. de agua, sal y pimienta al gusto.
Para elaborar los buñuelos: 150 gr. de cebolla, 60 gr. de aceite, 60 gr. de ajonjolí, 2 ramitas de menta (solo las hojas), 20-30 gr. de harina.

Elaboración

Pon a remojar las lentejas la noche anterior. Al día siguiente, escurre las lentejas de su agua. Pela la cebolla, córtala en cuartos, ponla en el vaso y añade el aceite. Tritura la cebolla 5 segundos en velocidad 4. Baja con la espátula lo que haya quedado en las paredes y sofríe 7 minutos a temperatura Varoma y velocidad cuchara. Pon entonces las lentejas escurridas de su agua y añade 500 gr. de agua. Programa 30 minutos a 100 °C, velocidad cuchara y giro inverso. Al cabo de ese tiempo, prueba las lentejas para comprobar que están blandas.

A continuación, programa otros 20 minutos a temperatura Varoma, velocidad cuchara y giro inverso, para que las lentejas se deshagan un poco y se evapore el líquido. La mezcla debe quedar bastante seca. Sazona a tu gusto y traslada las lentejas a otro recipiente.


Limpia el vaso. Echa los otros 150 gr. de cebolla, cortada en cuartos, en el vaso del Thermomix y tritura 5 segundos a velocidad 4. Baja con la espátula lo que haya quedado en las paredes y sofríe 7 minutos a temperatura Varoma y velocidad cuchara. Cuando la cebolla esté transparente, añade las lentejas cocidas, el ajonjolí y las hojas de menta picaditas. Sofríelo todo 5 minutos a 100 °C y velocidad cuchara (no hace falta que sea con giro inverso, ya que las lentejas deben quedar deshechas, aunque no trituradas por completo). Añade los 20 gr. de harina y mezcla con la espátula. Vuelve a comprobar la sazón, por si fuera necesario rectificar. Saca la mezcla a una fuente plana para que se enfríe.

Una vez fría la mezcla, haz bolitas ayudándote con dos cucharas soperas. Rebózalas en harina y después aplástalas un poco entre las dos manos para darles una forma como de hamburguesas pequeñas. Fríe en una sartén con unos 2 cm de aceite de oliva, hasta que se doren. Te recomendamos probar primero con un buñuelo, porque la masa debe estar suficientemente seca para no deshacerse en la fritura. Si se deshiciera, sencillamente añade más harina a la masa hasta que los buñuelos mantengan su forma perfectamente.

Cuando hayas frito todos los buñuelos, sírvelos calientes con salsa de tomate casera.

Consejos, degustación

Te aconsejamos que no utilices una freidora para freír los buñuelos, pues son bastante frágiles y conviene que puedan apoyarse en el fondo de una sartén en lugar de flotar en el aceite.
Estos buñuelos de lentejas con salsa de tomate resultan perfectos si los tomas calientes, recién hechos. La mezcla de lentejas admite la congelación perfectamente antes de formar los buñuelos, aunque también puedes congelar los buñuelos ya formados. En este caso, cuando vayas a freírlos no es necesario descongelarlos previamente.

Deje su comentario

En Vorwerk trataremos tus datos para publicar su comentario en el blog. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad escribiéndonos a protecciondedatos@vorwerk.es. Más información en la Política de Privacidad