12abr2012

Cómo hacer hojuelas con Thermomix

Posted by pepekitchen

Las hojuelas, orejas, orejuelas, que por diversos nombres se conocen en distintas regiones, son unos dulces que consisten en piezas planas de masa frita, habitualmente espolvoreadas con azúcar o regadas con miel. Son típicas de la época de Carnaval en muchas zonas, aunque también se pueden encontrar en otras temporadas del año. Son las protagonistas del tradicional dicho miel sobre hojuelas, que se utiliza cuando algo marcha a la perfección.

Ingredientes

3 huevos, 130 gr. de aguardiente, 15 gr. de azúcar, 500 gr. de harina de repostería, 1 sobre de levadura química, aceite de oliva virgen para freír, azúcar adicional para espolvorear.

Elaboración

Pon en el vaso los huevos, el aguardiente y el azúcar. Programa 1 minuto a velocidad 3 para que se disuelva el azúcar.

Pesa la harina, añade la levadura y tamízalo todo junto. Añádelo entonces al vaso y programa 10 segundos a velocidad 6, hasta que se forme una bola de masa. Saca la masa a un plástico de cocina, envuélvela y déjala reposar media hora.

Después del reposo, toma una porción de masa y estírala sobre la encimera enharinada. Debes dejarla muy fina, alrededor de 1 mm de grosor. Corta grandes pedazos irregulares, o regulares si lo prefieres, con un cuchillo o una rueda de cortar pasta. Sigue extendiendo y cortando la masa, hasta acabarla.

Pon abundante aceite de oliva a calentar en una sartén honda y fríe las hojuelas a fuego medio, hasta que estén doraditas. Sácalas con una espumadera a un plato con papel de cocina para absorber el aceite y espolvoréalas con azúcar. También, como dice el dicho, se pueden tomar bañadas en miel.

Consejos

Usa siempre harina floja para este tipo de preparaciones, pues si la harina tiene fuerza resulta muy difícil estirar la masa con el rodillo. La masa en sí es sosa, pues lleva poco azúcar, por eso es preceptivo añadirles algún endulzante al momento de tomarlas.

Si no las vas a consumir de inmediato, guarda las hojuelas en una caja metálica, como las galletas. Duran varios días en buen estado, aunque ya sabemos que los dulces fritos saben siempre mejor el mismo día que se preparan.

Deja tu comentario

Escribe tu comentario