5jul2011

Cómo hacer la masa de pizza en Thermomix

Posted by pepekitchen

Hacer una pizza perfecta es todo un juego de niños con la ayuda de nuestro Thermomix® y nuestros detallados consejos. En pocos minutos tendremos una masa ligera y tierna, gracias a la velocidad espiga de nuestro robot de cocina. Os explicamos cómo hacer la masa de pizza en Thermomix, paso a paso.

Elección de los ingredientes

Para una pizza de calidad lo mejor es seleccionar cuidadosamente los ingredientes. Para la masa deberemos utilizar harina de fuerza, la harina usada para hacer pan por su alto contenido en gluten, y levadura de panadero, que es la levadura de cerveza tradicional que produce una fermentación natural de la masa.

Desconfiemos de los preparados para pizza comerciales y, por supuesto, de las bases para pizza congeladas y similares.

La masa para pizza es una masa de pan tradicional, aromatizada con aceite de oliva virgen. Es mejor usar sal marina, fina, no gruesa. La levadura puede ser fresca, que se vende refrigerada, en pequeños bloques, aunque es más fácil utilizar la levadura liofilizada, granulada, que viene en sobres herméticos. Es muy cómoda de dosificar, se añade a la harina directamente y es de larga caducidad, sin necesidad de conservarla refrigerada. También es recomendable usar agua mineral en vez de agua del grifo.

Para la mesa y la bandeja de hornear puedes usar harina normal, semolina fina, o una mezcla de ambas, que aportará una textura crujiente y rústica a la corteza, muy agradable.

Las cantidades, para una pizza familiar o dos medianas

200 cc. agua, 350 gr. harina de fuerza, 5 gr. sal, una cucharadita de levadura seca de panadero, 10-15 gr. aceite de oliva virgen, 5 gr. azúcar.

Cómo hacer la masa de pizza en Thermomix®

Introduce el agua y el aceite en el vaso. Si no la quieres medir, serían dos cubiletes, puedes pesar 200 gr. de agua. Programa 3 minutos a 37º velocidad 1. Si usas levadura en bloque, fresca, debes disolverla en este momento en el líquido, batiendo unos segundos a velocidad 3-4.

Añade la harina, que es preferible sea de fuerza, aunque con harina normal nos saldrá bien también. Sobre la harina incorpora la sal, el azúcar y la levadura seca. Mezcla bien 20 segundos a velocidad 4.

Amasa 5-8 minutos a velocidad espiga, sin temperatura.


La fermentación

Tapa la máquina con un trapo y deja reposar 30-45 minutos, o hasta que la masa doble su volumen.

Si quieres y dispones de tiempo, puedes hacer una fermentación lenta en frío, metiendo la masa en el frigorífico durante 12 horas. De esta forma se consigue una masa de textura perfecta, de sabor más suave y más fácil de digerir.

El estirado

Una vez fermentada, pasa a la mesa enharinada y aplasta la masa con los puños suavemente para eliminar el exceso de gas formado en el interior. Corta en dos o tres porciones y estira la masa a mano o con rodillo sobre la mesa, hasta que quede fina, máximo unos 3-4 mm. de grosor, dependiendo del resultado final que busquemos. Podemos dejar los bordes un poco elevados.

El horneado

Si quieres puedes estirar la masa sin usar el rodillo, con las manos, a la manera tradicional, pero requiere cierta experiencia. Si nos gustan pizzas muy finas y crujientes, deja reposar masa en una bandeja de horno espolvoreada de semolina durante 10 minutos, cubre con los ingredientes deseados (tomate, mozzarella, anchoas, aceitunas, etc.), riega con un hilo de aceite de oliva virgen y hornea a horno muy fuerte, 250º-290º unos 10 minutos, o hasta que quede crujiente y dorada.

Si queremos una pizza de masa más gruesa y esponjosa, dejemos fermentar de nuevo el disco de masa durante 35-40 minutos, hasta que suba lo suficiente. Cubrimos con los ingredientes y horneamos a 220º unos 20 minutos.

Para un acabado similar al horno de leña, podemos usar una piedra de horno. Si haces muchas pizzas en casa merece la pena adquirir una de estas piedras. En realidad es una pieza de cerámica refractaria de gran resistencia al calor, que se introduce en la parte baja del horno y que se precalienta antes de introducir la masa. El objetivo es imitar el resultado de los hornos de leña tradicionales.

El precalentamiento debe hacerse de forma gradual, metiendo la piedra en el horno frío, en la parte baja, y dejando calentar unos 30 minutos para que alcance la temperatura ideal, según el grosor de la piedra.

Con ello conseguimos que la masa de la pizza y focaccias queden crujientes y con una textura similar al horno de leña, ya que la base alcanza gran temperatura, que se reparte de manera muy uniforme. En caso de usar la piedra es recomendable usar además una pala de madera, espolvoreada de semolina fina, para depositar la pizza sobre la misma.

8 Respuestas to “Cómo hacer la masa de pizza en Thermomix”

  1. maeaes dice:

    Genial.
    Muchas gracias.

  2. [...] La masa la preparamos con facilidad con nuestro Thermomix®, donde coceremos previamente las patatas, para luego amasarlas con el resto de ingredientes. Si tienes cualquier duda puedes consultar nuestros consejos para hacer pizzas en casa con Thermomix. [...]

  3. ANA dice:

    Con el fondo que teneis puesto tan oscuro es casi imposible leer las recetas.
    Un saludo

  4. ROSA dice:

    hola me gustaria haceros una pregunta la masa de pizza ¿ se puede congelar? muchas gracias

    • pepekitchen dice:

      Hola! No he probado a congelarla en crudo, normalmente los mejores resultados se obtienen horneando la pizza y congelando bien envuelta en film.

      Un saludo

  5. margarc dice:

    Hola!! Me gustaría me dijeseis si el tomate tiene que ser natural-triturado o tomate frito.

    Muchas gracias.

  6. Aida dice:

    Buenísima!! Por fin una receta para una masa de pizza tostadita por fuera y esponjosa por dentro. Hasta ahora la hacía siguiendo la receta del libro básico de TMX, pero con esta receta sí que queda mucho más esponjosa… Ya la tengo guardadita con mis recetas favoritas…

    Muchas gracias!!


Deja tu comentario

Escribe tu comentario