Entradas para ‘enero, 2016’

28Ene2016

Volvemos a la gastronomía italiana, ésta vez a degustar un delicioso risotto.

La textura de los risottos varía en función de los gustos regionales pero el método de elaboración es siempre el mismo, siendo la regla general la siguiente: primero dorar el arroz, luego añadir el caldo y después no parar de remover para que el arroz (generalmente de tipo arborio o carnaroli) suelte el almidón y se cree esa mezcla cremosa perfecta.

A veces en casa tengo que adaptar las recetas para dos personas y aunque en la mayoría de los casos me basta con utilizar la mitad de los ingredientes y seguir los pasos tal cual en otras hay que hacer alguna que otra modificación, como es el caso de ésta receta, aunque  la modificación es mínima puesto que lo único que he hecho ha sido partir a la mitad los ingredientes y quitar un minuto de cocción una vez echado el caldo de carne.

La receta es del libro 101 arroces del mundo con Thermomix, un libro que te lleva a través del arroz por la gastronomía de todo el continente.

Ingredientes:

40 gr. de queso parmesano;

30 gr. de cebolla;

60 gramos de mantequilla (30+30);

200 gr. de arroz arborio o carnaroli;

35 gr. de vino blanco;

415 gr. de caldo hirviendo de carne o de agua con una 1/2 pastilla de caldo de carne;

1 cucharadita de sal

Preparación:

1. Ponemos en el vaso del Thermomix el parmesano y trituramos 15 segundos, velocidad 8. Reservamos.

2. Sin lavar el vaso ponemos la cebolla y la mantequilla y trituramos 3 segundos, velocidad 7. Sofreímos 3 minutos, 100º, velocidad 1.

3. Agregamos el arroz y rehogamos 3 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1, sin poner el cubilete.

4. Añadimos el vino y programamos 1 minuto, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1. Sin poner el cubilete.

5. Añadimos ahora el caldo y la sal y programamos 9 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1.

6. Volcamos en una fuente y añadimos el queso rallado y el resto de la mantequilla y mezclamos bien.

Servimos inmediatamente y acompañamos con más parmesano por si alguien quiere servirse más.

A mí me gusta comerlo acompañado de un vino rosado o agua ¿ a tí? Buen provecho ;)

 

26Ene2016

Qué buen bocado los choux!! dulces o salados, da igual :D

Volvemos a Francia y a su gastronomía con un bocado muy típico de allí, los gougères.

Los gougères son una especialidad gastronómica de Borgoña, situada al centro-noreste de Francia. Son unos aperitivos del tamaño de un bocado que están deliciosos y que son muy fáciles de hacer aunque tienes que tener un poco de cuidado con el horno, temperaturas y tiempos si quieres que se desarrolle bien la masa.

¿Estás preparado? ¡¡manos a la obra!!!

Ingredientes:

  • 125 ml. de agua;
  • 50 gr. de mantequilla;
  • 1 pellizco de sal;
  • 1 pellizco de azúcar;
  • 75 gr. de harina;
  • 120 gr. de huevos ligeramente batidos (más o  menos 2 huevos “L”)
  • 30 gr. de queso gruyere rallado

Preparación:

1. Ponemos en el vaso del Thermomix el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y llevamos a ebullición. Programamos 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 1.

2. Añadimos la harina tamizada de golpe y mezclamos 20 segundos, velocidad 4. Retiramos el vaso de la máquina y dejamos enfriar 10 minutos.

Precalentamos el horno a 250º

3. Ponemos el vaso de nuevo en su posición y secamos un poco la masa programando 1 minuto, temperatura 60º, velocidad 1.

4. Programamos velocidad 5 sin tiempo y vamos añadiendo poco a poco los huevos.

5. Mezclamos 30 segundos, velocidad 5.

6. Echamos la masa en una manga pastelera y formamos bolas sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear.

7. Echamos un poco del queso rallado encima de cada choux.

8. Apagamos el horno y metemos la bandeja con las bolas de masa choux durante 15 minutos.

9. Encendemos el horno a 160º y terminamos de hornear durante 15-20 minutos. Sacamos del horno y enfriamos sobre una rejilla.

¿apetecen con un poco de vino?

 

21Ene2016

Cómo preparar tarta de San Marcos con Thermomix.

La tarta San Marcos es una receta tradicional de la repostería española. En concreto proviene de Castilla y León.

Su origen se remonta al siglo XII en el Convento de las Monjas de San Marcos donde por primera vez se elaboró ésta tarta cuando la reina Doña Sancha fundó un templo y un hospital para acoger a los peregrinos del camino de Santiago.

La tarta de San Marcos es una tarta muy suave y esponjosa y tiene un sabor exquisito.

Se puede elaborar con varios rellenos y la decoración se puede hacer o bien con almendra laminada o nata y el relleno se puede hacer con nata, crema pastelera o nata a la trufa pero lo tradicional es nata. leer más