Entradas para ‘abril, 2014’

29Abr2014

Ayer mismo veíamos en los trucos de BlogosferaThermomix cómo prepar arroz basmati en el cestillo de Thermomix y hoy vemos la primera aplicación en una receta con éste arroz basmati.

El Pulao arasta también conocido como arroz pilaf, es muy apreciado en la cocina India y Pakistaní, es un arroz muy aromático y ligeramente sazonado. En Pakistán al igual que en la India y otros países el arroz se come como nosotros comemos el pan, acompañando prácticamente a todas las comidas.

El Pulao arasta con cordero se sirve en ocasiones especiales en Pakistán y en el norte de la India.

La cocina pakistaní es muy famosa por su riqueza y sabor.

Los pakistaníes suelen tomar tres comidas al día: desayuno, comida y cena, siendo la cena la comida más importante del día.

Ingredientes:

Arroz basmati cocido;

4 cucharadas de ghee;

8 clavos de olor;

6 vainas verdes de cardamomo;

20 granos de pimienta negra;

Una pizca de nuez moscada;

1 cucharada de semillas de cilantro;

1 cucharada de semillas de comino;

un poco de cúrcuma;

1 hoja de laurel;

1 rama de canela partida en dos;

1 trozo de 2 cm de jengibre;

2 dientes de ajo;

1 cebolla cortada en juliana;

 Preparación:
1. Lo primero que haremos será tostar las semillas, para ello ponemos el ghee en el vaso del Thermomix y añadimos todas las especias ( clavos de olor, vainas verdes de cardamomo verde, granos de pimienta negra, nuez moscada, semillas de cilantro, semillas de comino y cúrcuma), la hoja de laurel y la rama de canela partida en dos. Programamos 10 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara.

2. Retiramos la hoja de laurel, las ramas de canela y las vainas de cardamomo verde y añadimos los ajos y el jengibre. Trituramos unos segundos a velocidad progresiva 5-10 y como es poca cantidad, para que no se disperse por todo el vaso del Thermomix lo que haremos será colocar el cestillo encima.

3. Añadimos la cebolla cortada en juliana y programamos 10 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

4. Mezclamos bien con el arroz y servimos. Delicioso!

Buen provecho ;)

24Abr2014

Cambiamos de continente y nos vamos a Asia, a Japón!

El caldo Dashi es la base de la cocina japonesa, se encuentra como potenciador del sabor en la mayoria de los platos ya que es un caldo rico en umami puesto que el ingrediente principal es el alga Konbu, responsable de aportar glutamato monosódico.

El alga konbu es imprescindible en la cocina japonesa. Se utiliza dos veces antes de deshecharla: una primera cocción para obtener la deliciosa sopa dashi y una segunda en la que obtendremos un caldo más claro y más ligero que usaremos para cocinar otros platos. Una vez usada se puede freir y comer como si fueran chips.

Para preparar éste delicioso caldo y sacar el máximo provecho al alga se ha de cocinar durante una hora a 60-65º, sin que el agua llegue a hervir. Conseguir ésto es muy fácil con nuestro Thermomix, gracias a su control exacto de temperatura y tiempo. Además, como nuestro Thermomix trabaja sólo lo programaremos y durante esa hora podemos dedicarnos a otras cosas.

Ingredientes:

1 litro de agua;

1 alga kombu del tamaño de una postal;

20 gr. de Katsuobushi (copos de bonito seco);

25 ml de mirín;

25 ml. de soya (soja japonesa);

1 trozo de 3 cm. de jengibre;

2 cucharaditas de azúcar;

Preparación:

1. Limpiamos el alga konbu con un paño o servilleta de papel húmeda.

2. Ponemos en el vaso de nuestro Thermomix 1 litro de agua y echamos el alga konbu. Programamos 1 hora, a 60º.

3. Pasado el tiempo retiramos el alga konbu y añadimos el bonito seco. Dejamos reposar.

4. Colamos con el propio cestillo de nuestro Thermomix y después filtramos las impurezas con un colador de tela o un colador de malla con una servilleta encima.

5. Volvemos a colocar el caldo en el vaso, añadimos el mirin, la soya, el jengibre picado y el azúcar y volvemos a programar nuestro thermomix pero ésta vez, como queremos que hierva el caldo, lo ponemos a temperatura Varoma durante 5 minutos.

 

Prepárate a disfrutar con éste delicioso caldo japonés y ten siempre los ingredientes a mano, querrás repetirla una y otra vez ;) Buen provecho :D

 Fuente: Concha Bernad del blog Cocina y aficiones

22Abr2014

Hoy nos vamos con las maletas a Gran Bretaña a degustar una receta dulce tradicional, el crumble :D

Se cree que el crumble nace del fruto del racionamiento de comida que hubo en la Segunda Guerra Mundial en Inglaterra donde el crumble se convirtió en un postre económico y muy rico.

El crumble es un pastel con frutas recubierto de una masa de harina, mantequilla y azúcar generalmente. Lo más frecuente es utilizar frutas que aportan un sabor ligeramente ácido a la masa, tales como fresas, manzanas, uvas, duraznos, ruibarbos,…

Es un postre fácil de preparar y vistoso a la hora de servir. Puede servirse frío, templado o caliente aunque lo más habitual es caliente y acompañado de algo frío para contrastar.

Si os gusta la repostería seguro que el nombre de ruibarbo no os suena extraño puesto que es un ingrediente bastante común en las recetas inglesas y de centroeuropa.

Existe ambigüedad acerca de su clasificación, botánicamente es una verdura pero en los años cuarenta fue designado en Estados Unidos como una fruta y es de ésta forma como se ha venido considerando hasta ahora.

Sólo es comestible el tallo, que es parecido al del apio. Las raíces y las hojas son tóxicas, pues contienen grandes cantidades de ácido oxálico.

En los tiempos que corren no es muy difícil hacerse con unos cuantos ruibarbos, cada vez hay más fruterías especializadas que traen productos que antes eran inaccesibles para la mayoría.

Si no puedes adquirir ruibarbos o son demasiado caros no te preocupes, haz el crumble sólo con fresas o combina las fresas con otras frutas, verás que rico también.

Ingredientes:

150 gr. de ruibarbos;

150 gr. de fresas;

25 ml. de agua;

35 gr. de azúcar blanquilla;

100 gr. de harina;

50 gr. de mantequilla;

60 gr. de azúcar moreno.

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º.

1. Limpiamos y cortamos el ruibarbo en trozos de unos 2cm y las fresas en rodajas y colocamos sobre la fuente que vayamos a meter en el horno previamente engrasada con mantequilla.

2. Espolvoreamos con el azúcar blanquilla y echamos el agua bien repartido por toda la superficie.

3. Echamos en el vaso del Thermomix la harina, el azúcar moreno y la mantequilla fría cortada en dados y programamos 15 segundos, velocidad 3. Obtendremos unas “migas”.

4. Espolvoreamos las “migas” sobre las frutas y metemos al horno unos 30 minutos, hasta que la fruta burbujee por los laterales.

¿le ponemos al lado un helado de vainilla? Uhmm, delicioso!!!