22 abr 2014
2 comentarios

Hoy nos vamos con las maletas a Gran Bretaña a degustar una receta dulce tradicional, el crumble :D

Se cree que el crumble nace del fruto del racionamiento de comida que hubo en la Segunda Guerra Mundial en Inglaterra donde el crumble se convirtió en un postre económico y muy rico.

El crumble es un pastel con frutas recubierto de una masa de harina, mantequilla y azúcar generalmente. Lo más frecuente es utilizar frutas que aportan un sabor ligeramente ácido a la masa, tales como fresas, manzanas, uvas, duraznos, ruibarbos,…

Es un postre fácil de preparar y vistoso a la hora de servir. Puede servirse frío, templado o caliente aunque lo más habitual es caliente y acompañado de algo frío para contrastar.

Si os gusta la repostería seguro que el nombre de ruibarbo no os suena extraño puesto que es un ingrediente bastante común en las recetas inglesas y de centroeuropa.

Existe ambigüedad acerca de su clasificación, botánicamente es una verdura pero en los años cuarenta fue designado en Estados Unidos como una fruta y es de ésta forma como se ha venido considerando hasta ahora.

Sólo es comestible el tallo, que es parecido al del apio. Las raíces y las hojas son tóxicas, pues contienen grandes cantidades de ácido oxálico.

En los tiempos que corren no es muy difícil hacerse con unos cuantos ruibarbos, cada vez hay más fruterías especializadas que traen productos que antes eran inaccesibles para la mayoría.

Si no puedes adquirir ruibarbos o son demasiado caros no te preocupes, haz el crumble sólo con fresas o combina las fresas con otras frutas, verás que rico también.

Ingredientes:

150 gr. de ruibarbos;

150 gr. de fresas;

25 ml. de agua;

35 gr. de azúcar blanquilla;

100 gr. de harina;

50 gr. de mantequilla;

60 gr. de azúcar moreno.

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º.

1. Limpiamos y cortamos el ruibarbo en trozos de unos 2cm y las fresas en rodajas y colocamos sobre la fuente que vayamos a meter en el horno previamente engrasada con mantequilla.

2. Espolvoreamos con el azúcar blanquilla y echamos el agua bien repartido por toda la superficie.

3. Echamos en el vaso del Thermomix la harina, el azúcar moreno y la mantequilla fría cortada en dados y programamos 15 segundos, velocidad 3. Obtendremos unas “migas”.

4. Espolvoreamos las “migas” sobre las frutas y metemos al horno unos 30 minutos, hasta que la fruta burbujee por los laterales.

¿le ponemos al lado un helado de vainilla? Uhmm, delicioso!!!

15 abr 2014
5 comentarios

Nos vamos hoy a la actual República Checa a por unos panes de Pascua típicos de allí.

Los panes de Pascua son un tipo de pan especiado que lleva una cruz en la parte superior. La cruz puede hacerse de varias formas: con masa, con mezcla de harina y agua, con papel de arroz, con glaseado o simplemente practicando dos cortes antes del horneado.

La tradición es comerlo el día de Viernes Santo y aunque tiene una connotación cristiana como símbolo de la crucifixión su origen es muy anterior a la expansión del cristianismo y se cree que el origen de marcar la cruz en el pan se hacía en honor a la Diosa Eostre (Diosa de la primavera relacionada con la fertilidad).

Ingredientes:

120 gr. de leche;

1 sobre de levadura de panadería;

1 huevo;

25 gr. de mantequilla;

Una pizca de canela;

Una pizca de nuez moscada;

Una pizca de clavo;

70 gr. de pasas sultanas o de corinto;

320 gr. de harina de fuerza

Preparación:

1. Ponemos la leche en el vaso del Thermomix y programamos 1 minuto, 50º, velocidad 1. Añadimos la levadura y mezclamos 5 segundos en velocidad 3. Reservamos

2. Sin lavar el vaso añadimos el huevo , la mantequilla y las especias y mezclamos 10 segundos, velocidad 3. Añadimos la leche reservada y mezclamos otros 10 segundos a velocidad 3.

3. Añadimos la harina y amasamos durante 8 minutos. Posición vaso cerrado, velocidad espiga.

4. Añadimos las pasas y las mezclamos un poco con las manos. Dejamos levar durante una hora en el propio vaso.

Masa levada

5. Sacamos la masa del vaso y la desgasificamos amasándola un poco con las manos y boleamos intentando conseguir una bola lo más redonda posible.

6. Tapamos con un paño limpio y dejamos levar de nuevo hasta que doble el volumen, más o menos una hora.

7. Practicamos dos cortes en forma de cruz en la parte superior y horneamos a 200º durante 25 minutos. Si vemos que se dora demasiado por encima colocamos un trozo de papel de aluminio por encima.

8. Pincelamos con caramelo líquido, miel o almibar y espolvoreamos con azúcar glass.

Animaros a hacerlo para ésta Semana Santa :D

10 abr 2014
3 comentarios

En la entrada anterior nos fuimos con la mente  y con la gastronomía a las Islas Griegas para comernos un delicioso tzatziki griego y comentábamos que se podía acompañar o bien de crudities o bien con pan de pita.

Es tan fácil de hacer el pan de pita en casa que no hay excusa para no hacerlo, además nuestro thermomix se encarga sólo de prepararlo, basta con echar los ingredientes, mezclar, amasar y dejar reposar la  masa hasta que doble el volúmen. Ya sólo queda dividir la masa en porciones y formar pequeños círculos con las manos y un rodillo. Es muy fácil, verdad?

Nos ponemos ya manos a la obra ;)

Ingredientes (para 7 unidades):

125 gr. de agua;

15 gr. de aceite de oliva;

8 gr. de azúcar;

1 sobre de levadura de panadero;

225 gr. de harina;

1 cucharadita de sal

Preparación:

1. Ponemos en el vaso el agua, el aceite y el azúcar y programamos 1 minutos, temperatura 37º, velocidad 1.

2. Agregamos la levadura con cuidado de no echarla sobre las cuchillas y mezclamos 10 segundos velocidad 4.

3. Añadimos la harina y la sal y programamos 30 segundos, velocidad 6.

4. Amasamos 3 minutos, posición vaso cerrado, velocidad espiga.

5. Dejamos reposar la masa hasta que doble su volúmen. Entre 30-45 minutos.

Precalentamos el horno a 240º

6. Sacamos la masa sobre la mesa de trabajo y enharinamos un poco. Hacemos bolas de unos 50 gr. cada una y extendemos en forma de círculo. Podemos usar un rodillo. Tenemos que dejar la masa muy fina. Colocamos sobre la bandeja del horno en la que previamente hemos colocado un papel de hornear.

7. Horneamos 5 minutos, con cuidado que no se doren mucho.

8. A medida que las sacamos del horno las colocamos en una fuente y las tapamos con un paño húmedo.

¿Qué os parece si nos volvemos a las Islas griegas con la mente y nos comemos éste pan de pita con el tzatziki griego que preparamos hace unos días ;D?

Fuente de la receta: Pan y bollería con Thermomix. 1ªedición. Marzo 2008