22 jul 2014
3 comentarios

“Preparación de pastelería de orígen inglés, elaborada por una pasta fermentada aromatizada con ron y a la que tradicionalmente se le añaden tres variedades de uvas pasas. El plum cake puede ser de una pieza o un pastelito individual (en inglés la palabra plum designa a la vez a la ciruela, la ciruela pasa y la uva pasa. “Larousse gastronomique en Español”

Con ésta definición que nos aporta la Larousse gastronomique en Español presentamos un bizcocho de orígen inglés ideal para acompañarlo con un té tanto en la merienda como en el desayuno.

Es un bizcocho compacto que se hornea generalmente en moldes rectangulares y hondos, grandes o individuales.

Gracias a nuestro Thermomix, conseguiremos batir y mezclar bien los ingredientes así como integrarlos y  con ello conseguiremos un pastel de textura homogénea.

Para conseguir ésta textura homogénea más fácilmente comenzaremos por añadir los alimentos más solidos.

Ingredientes:

250 gr. de mantequilla:

250 gr. de azúcar;

4 huevos;

250 gr. de uvas pasas;

250 gr. de harina;

1 cucharadita de levadura instantánea;

Piel rallada de un limón;

2 cl. de ron

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º

1. Comenzamos ablandando la mantequilla, para ello la cortamos en trozos y echamos en el vaso del Thermomix. Programamos 30 segundos, velocidad 3 1/2.

2.Echamos el azúcar en el vaso y batimos de nuevo. 3 minutos, velocidad 3 1/2.

3. Ponemos el Thermomix en marcha en velocidad 3 1/2 sin tiempo y vamos añadiendo los huevos uno a uno por el bocal. No echamos el siguiente hasta que no esté bien integrado el primero.

4. Añadimos la piel rallada del limón y el ron, mezclamos 5 segundos, velocidad 3 1/2.

5. Incorporamos la harina y la levadura y mezclamos bien. 30 segundos, velocidad 2. Terminamos de integrar a mano.

6. Enharinamos las uvas pasas y las añadimos a la masa. Integramos a mano.

6. Engrasamos el molde y volcamos la masa. Alisamos la superficie.

7. Horneamos a 180º durante 80-90 minutos.

 

17 jul 2014
2 comentarios

Hoy vamos a preparar con nuestro Thermomix un tentempié muy sano y lleno de vitaminas, un smoothie :D

El smoothie es una bebida cremosa no alcohólica elaborada a base de una mezcla de frutas (frescas o congeladas) trituradas o licuadas justo en el momento de consumirla. Es parecido a un granizado natural pero éste es más cremoso, de ahí su nombre “smooth:cremoso”.  Se suele añadir leche, leche de soja o yogur natural para enriquecerlo en proteínas.

Aunque el smoothie proviene de la tradición de mezclar fruta fresca y batirla en los países tropicales de América Latina se puso de moda en Estados Unidos allá por los años 60.

En concreto el concepto nació en California. La gente comienza a sentir necesidad por el cuidado personal y los gimnasios y aumentan el consumo de bebidas energéticas bajas en grasas y poco calóricas.

Además de ser una opción muy rica para refrescarnos es un complemento perfecto en las dietas.

Ingredientes:

400 gr. de fruta congelada, en éste caso mango y piña a partes iguales;

200 gr. de leche;

Preparación:

1. Ponemos en el vaso del Thermomix la fruta congelada y trituramos 20 segundos, velocidad progresiva 5-10.

2. Sin abrir la tapa vertemos a través del bocal la leche y mezclamos 15 segundos, velocidad 8.

Hay tantas versiones como frutas y combinaciones de éstas quieras hacer, ¿por qué combinación empiezas?

 

15 jul 2014
0 comentarios

Aunque el arroz es el grano más popular del mundo, su cocción al risotto es auténticamente italiana.

La textura de los risottos varía en función de los gustos regionales pero el método de elaboración es siempre el mismo, siendo la regla general la siguiente: primero dorar el arroz, luego añadir el caldo y después no parar de remover para que el arroz (generalmente de tipo arborio o carnaroli) suelte el almidón y se cree esa mezcla cremosa perfecta.

El risotto a la milanesa es uno de los risottos más clásicos. Se caracteriza por el tono amarillento que le aporta el azafrán.

Cuenta la leyenda que la receta fue inventada por un joven italiano discípulo del pintor renacentista Valerio de Flandes que se enamoró de la hija de éste y la pidió en matrimonio.

En la celebración de la boda, el joven novio, que también era aficionado a la cocina, quiso demostrar su gran felicidad y preparó él mismo un risotto. El toque especial del plato fue el azafrán, que le aportó un bonito color dorado a los granos de arroz, asemejándose a las pepitas de oro.

Por aquel entonces el azafrán era una especia que venía de Oriente pero no se usaba en la cocina, sino como colorante.

Al margen de leyendas, para elaborar éste risotto también hemos utilizado tuétano, la sustancia grasa de color blanquecino que se encuentra en el interior de los huesos de los animales. El sabor es muy intenso y se utiliza mucho sobre todo en la cocina gourmet.

Ingredientes:

80 gr. de mantequilla (50 gr.+30gr)

20 gr. de tuétano de buey, vaca o ternera;

1 cebolla pequeña;

350 gr. de arroz para risotto;

1 y 1/2 de agua o caldo de carne;

1/2 cucharadita de hebras de azafrán;

80 gr. de parmesano recién rallado

Preparación:

1. Ponemos en el vaso del Thermomix 50 gr. de mantequilla y el tuétano, calentamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

2. Echamos la cebolla cortada en cuartos y trituramos 5 segundos, velocidad 5. Abrimos la tapa y bajamos los restos que hayan quedado pegados a las paredes hacia las cuchillas.

3. Sofreímos, 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Mientras tanto ponemos el agua o caldo a calentar en el fuego, el microondas o donde mejor nos parezca ;)

4. Incorporamos el arroz y programamos 3 minutos, temperatura 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara para que los granos se impregnen bien de la mantequilla y el tuétano.

5. Veinte segundos antes de que acabe el tiempo y sin retirar el cubilete vertemos tres cucharones de agua o caldo (de uno en uno) en el vaso del Thermomix para que el arroz lo absorva, no echamos el siguiente cazo hasta que el arroz no haya embebido el anterior.

6. Añade el resto del caldo muy caliente junto con el azafrán y la sal y cocinamos 18-20 minutos, 100º, giro a la izquierda, velocidad cuchara, sin el cubilete

7. Vuelca el risotto en una fuente, reparte el resto de la mantequilla por la superfivie y espolvorea con el parmesano por encima. Sirve caliente.

Cómelo enseguida y difrútalo! Buen provecho!

 Fuente: Cuchara de Plata , Ed. Phaidon