23 oct 2014
0 comentarios

Continuamos en China :D Hace dos días preparamos una salsa agridulce que teníamos reservada para ésta receta en el frigorífico y hoy vamos a usarla para aderezar éste delicioso arroz chino tres (o cinco) “delicias”.

Y ponemos cinco entre paréntesis porque existe controversia a la hora de nombrarlo puesto que hay personas que consideran cinco delicias a cada uno de los ingredientes que incorporamos al arroz y hay personas que consideran sólo las proteínas animales (gambas, tortilla y jamón de york) como las “delicias”.

Lo bueno de ésta receta es que todos los ingredientes son muy fáciles de encontrar en nuestros mercados. Incluso las salsas que la acompañan: la salsa agridulce o la salsa de soja.

Nosotros os animamos a preparar vuestra propia salsa agridulce pero si estás perezoso echa mano de la comprada ;)

Receta muy fácil y muy agradecida porque el resultado es espectacular. No te dejes amedrentar porque tenga muchos pasos.

Ingredientes:

2 huevos;

sal;

300 gr. de arroz largo;

2 zanahorias;

100 gr. de guisantes frescos o congelados;

200 gr. de gambas peladas, frescas o congeladas;

3 lonchas de jamón de york;

30 ml. de aceite de girasol;

salsa agridulce;

salsa de soja

Preparación:

1. Echamos los huevos en el vaso del Thermomix y batimos 10 segundos, velocidad 3. Reservamos.

2. Enjuagamos el vaso del Thermomix y añadimos 800 ml. de agua y una cucharadita de sal. Colocamos el arroz en el cestillo y lo lavamos bajo el grifo ayudándonos de la espátula para sujetar el cestillo. Lo colocamos en su posición dentro del vaso. Cerramos el vaso.

3. Pelamos las zanahorias y las partimos por la mitad. Con ayuda de un cuchillo afilado las cortamos en finas rodajas. Las ponemos en el recipiente Varoma.

4. Programamos nuestro Thermomix, 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad 4 y colocamos el Varoma en su posición.

5. Mientras se va haciendo el arroz y la zanahoria vamos preparando los guisantes y las gambas en la bandeja del recipiente Varoma. Para que el sabor de las gambas no se nos mezcle por todo el arroz colocaremos un trozo de papel film transparente o papel de hornear y haremos como un cuenquito levantando los laterales. Colocamos las gambas a un lado de la bandeja del Varoma y los guisantes al otro lado.

6. Pasados 10 minutos y sin parar la máquina levantamos la tapa del Varoma con cuidado hacia el lado contrario al que estamos y colocamos la bandeja del Varoma en su posición. Dejamos que se cocine en los minutos restantes.

7. Ahora vamos a ir preparando las tortillas. Para ello utilizaremos una sartén antiadherente y cuajaremos tortillitas muy finas, casi como un crêp y las vamos colocando en un plato. Depende del diámetro de la sarten saldrán más o menos tortillitas. A nosotros nos han salido tres porque la sartén era pequeña. Hacemos un rollo con las tortillas, con todas juntas y vamos cortando en finas tiras.

8. Hacemos lo mismo con las lonchas de jamón de york.

9. Cuando acabe de cocinar nuestro Thermomix apartamos con cuidado el Varoma, retiramos la tapa hacia el lado contrario al que estamos y colocamos ésta debajo del recipiente Varoma del revés. a modo de bandeja y reservamos.

10. Retiramos el cestillo del Thermomix y reservamos el arroz.

11. Ponemos al fuego una sartén de diámetro grande y echamos el aceite. Cuando esté caliente salteamos el arroz a fuego fuerte moviéndolo constantemente.

12. Retiramos del fuego y añadimos las “delicias” reservadas, comenzamos echando las zanahorias y los guisantes, continuamos con las gambas y la tortilla y terminamos con el jamón de york. Damos unas vueltas y mezclamos bien.

13. Servimos acompañado de salsa agridulce o salsa de soja.

 

21 oct 2014
0 comentarios

No cabe duda de que las salsas juegan un papel principal en todos los platos de la gastronomía china.

La salsa agridulce, que mezcla los sabores ácidos y dulces, está presente en muchísimos platos chinos.

Aunque se dice que el origen de ésta salsa está en la provincia de Hunan lo cierto es que en muchos lugares de China y no sólo en Hunan se combinan éstos dos sabores básicos.

Se utiliza generalmente para “mojar” platos de carne no para cocinar con ella. Se sirve el plato en cuestión y se adereza con ésta salsa: o bien se sirve ya con ella, como el cerdo en salsa agridulce o se sirve aparte como ocurre con los rollitos de primavera.

Preparar una exquisita salsa agridulce con Thermomix es muy sencillo.

Como con todas las recetas se puede preparar de mil y una forma, nosotros vamos a comenzar nuestra andadura en la cocina china con ésta receta de salsa agridulce que lleva zanahoria, lo que le aporta un bonito color anaranjado.

Ingredientes:

1 zanahoria (unos 40-50gr.);

500 ml. de agua;

100 gr. de azúcar;

60 gr. de vinagre de arroz;

1/2 cucharadita de sal

Preparación:

1. Pelamos y cortamos en trozos regulares la zanahoria, colocamos bien distribuida por la superficie del vaso del Thermomix y rallamos 4 segundos, velocidad 5. Reservamos.

2. Sin lavar el vaso echamos el resto de los ingredientes en el vaso y calentamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

3. Pasado el tiempo añadimos por el bocal la zanahoria reservada y programamos 12 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2 y 1/2 sin poner el cubilete para que evapore. Dejar enfriar.

Nota: Si queremos una salsa agridulce más densa programamos unos minutos más a la misma temperatura y velocidad y sin cubilete.

 

16 oct 2014
6 comentarios

El soufflé japonés, también llamado soufflé del Japón o simplemente cheesecake japonés es un postre que se funde en la boca y tiene un sabor muy delicado, muy agradable al paladar con un sabor ligeramente dulce con aroma de limón.

Lo primordial de la preparación de éste postre es el horneado al baño maría que nos va a garantizar que la temperatura del horneado quede constante. También es importante tener paciencia y dejar que el soufflé se enfríe poco a poco dentro del horno puesto que si la temperatura en el soufflé disminuye bruscamente la superficie se nos hundirá, agrietará y/o deformará.

También es muy importante que el montaje de las claras sea perfecto para conseguir la textura perfecta de éste soufflé, pero eso lo tenemos muy fácil con nuestro Thermomix ;D

Ingredientes:

6 huevos a temperatura ambiente (separadas las claras de las yemas);

140 gr. de azúcar;

1 cucharada de azúcar vainillado;

50 gr. de mantequilla a temperatura ambiente;

250 gr. de queso crema tipo philadelphia;

100 gr. de leche entera;

1 cucharada de zumo de limón;

ralladura de medio limón;

60 gr. de harina de trigo;

20 gr. de maizena;

1 pizca de sal;

Azúcar glas

Necesitaremos además:

Un molde desmontable antiadherente. Puede ser de la forma que quieras pero has de tener en cuenta que has de meterlo en un recipiente más grande con agua para el baño María.

1 fuente grande para el baño María;

Papel de aluminio

Preparación:

Precalentamos el horno a 160º (calor arriba y abajo)

1. Comenzamos preparando el molde, para ello recubrimos las paredes exteriores con papel de aluminio para evitar que cuando se esté horneando al baño María el agua entre en él.

2. Colocamos dentro de una fuente más grande para luego preparar el baño María.

3. Montamos las claras a punto de nieve. Colocamos la mariposa en el vaso del Thermomix y añadimos las claras de huevo. Programamos 3 minutos, velocidad 3 y 1/2. Cuando falte 1 minutos añadimos el azúcar y el azúcar vainillado por el vocal. Reservamos.

4. Limpiamos el vaso del Thermomix y secamos bien y volvemos a colocar la mariposa. Añadimos la mantequilla, el queso crema, la leche, el zumo de limón y la ralladura y batimos bien hasta obtener una mezcla brillante y homogénea. Programamos 5 minutos, velocidad 3 y  1/2.

5. Programamos el Thermomix en velocidad 3 y 1/2 sin tiempo y vamos añadiendo una a una las yemas de los huevos por el bocal. No echamos la siguiente hasta tener bien incorporada la anterior para evitar que la mezcla se corte.

6. Añadimos la harina, la maizena y la sal y batimos 1 minuto, velocidad 3. Terminamos de integrar con la espátula.

7. Por último vamos a ir añadiendo en tres tandas las claras de huevo que teníamos reservadas. Lo haremos a mano y nos ayudaremos de la espátula. Lo hacemos suavemente para evitar que se nos desmonten las claras y con movimientos envolventes. Además siempre en la misma dirección.

8. Vertemos la mezcla en el molde que teníamos preparado y echamos el agua a la fuente para hacer el baño María. Llenamos el molde sólo hasta la mitad de la altura del molde.

9. Colocamos un trozo de papel de aluminio sobre la superficie y horneamos 90 minutos a 160º. Cuando falten 10 minutos para que acabe el horneado retiramos el papel de aluminio para que se hornee y dore la superficie.

10. Pasado el tiempo apagamos el horno y abrimos un poquito la puerta. Deja enfriar con el soufflé dentro del horno.

11. Decoramos con azúcar glas.

Notas:

Conservaremos éste soufflé en el frigorífico. Admite congelación

La cucharada de azúcar vainillado puedes sustituirla por 1/4 de cucharadita de esencia de vainilla o 1/4 de cucharadita de extracto de vainilla.